La Casa Europa

La Casa Europa

diumenge, 30 d’agost de 2009

1939: Aquel pacto Molotov-Ribbentrop





A 70 años del pacto Ribbentrop-Molotov "Gracias a ese acuerdo la Unión Soviética consiguió vencer al fascismo"
El Presidente del CC del PCFR, Guennadi Ziuganov, respondió a las preguntas del semanario “Rossia” y de la revista “Politicheskii klass”, en relación con el 70 aniversario del pacto Molotov-Ribbentrop.
1. ¿Cómo valora Usted personalmente el pacto Molotov-Ribbentrop y el protocolo secreto anexo?

Considero que Stalin tomó la genial y única decisión posible, en aquellas condiciones históricas, sobre la firma del acuerdo de no agresión entre la URSS y Alemania, que ahora denominan pacto Molotov-Ribbentrop.
Este paso sin precedentes fue adoptado después de que la URSS no pudiese ponerse de acuerdo con las “democracias” occidentales para frenar a la Alemania fascista.
Los archivos documentales, hechos públicos recientemente, confirman nuevamente que era la única decisión correcta para nuestro país, en unas condiciones en que Occidente alentaba a la maquinaria militar hitleriana para avanzar hacia la URSS, y nuestro país necesitaba todavía, como el aire, unos años más de respiro en paz, para poder resolver las tareas impostergables de refuerzo de la capacidad defensiva.

Las decisiones en política pasan por la capacidad para la previsión estratégica. La decisión de firmar el acuerdo permitió desplazar 300 kilómetros nuestra frontera occidental. Si la Gran Guerra Patria hubiera comenzado desde la frontera estonia -donde hoy marcan la pauta los seguidores de las SS- a los fascistas solo les hubiera hecho falta recorrer 140 kilómetros para alcanzar Leningrado.
Les recuerdo, que el ejército alemán en los primeros meses de la guerra, avanzaba a una velocidad de 34 kilómetros al día. En cinco días se hubieran plantado a las puertas de Leningrado, sin que el lago Ladoga hubiese servido entonces de ayuda.
Si la guerra hubiera comenzado desde la frontera de Lituania, a 600 kilómetros en línea recta hasta Moscú, en el camino no hubiera estado ni la fortaleza de Brest, ni Minsk, ni Smolensk, ni Yelnya, donde nació nuestra guardia.
Al alcanzar el acuerdo, Stalin ganó la batalla por el espacio y el tiempo, convirtiéndose en una de las garantías de nuestra futura gran victoria en 1945.
De no ser por el pacto Molotov-Ribbentrop, Japón hubiera entrado en guerra contra nosotros y no hubiéramos podido dislocar de Siberia las cinco o seis divisiones que salvaron Moscú.
Turquía hubiera también posiblemente abierto su frente en el Cáucaso. Ese es el sentido geopolítico de aquella decisión geoestratégica adoptada en agosto de 1939.

La sabiduría del político es una gran cosa. Quiero subrayar, otra vez, que la decisión de cerrar el pacto es una de las geniales decisiones tomadas entonces, por lo que no es casual que hoy día la recuerden todos los enemigos de Rusia y de nuestro pueblo.

Lo mencionan incluso aquellos –y esto no deja de sorprenderme - que comprenden claramente que, si el fascismo se hubiese salido con la suya, hubieran rodeado toda Europa de alambradas, exterminando a pueblos enteros.

1. ¿Qué opinión le merece la decisión del Congreso de diputados populares de la URSS, con fecha 24 de febrero de 1989, en la que se invalidaba y condenaba el pacto Molotov-Ribbentrop?

Los servicios de contrainteligencia exterior soviéticos, consiguieron -en más de una ocasión-pruebas documentales de que, hace cerca de 40 años, los Estados Unidos y una serie de países de la OTAN se fijaron -y vienen desde entonces poniendo en práctica- una tarea en la que han tenido bastante éxito: conseguir por todos los medios el reconocimiento de la Unión Soviética como estado agresor, auténtico impulsor de que se desatase la Segunda Guerra Mundial o, cuando menos, cómplice activo de Hitler en la realización de sus aspiraciones y planes expansionistas en Europa y el mundo.

Esto explicaría la reanimación de turno de la campaña antirrusa en relación con el 70 aniversario del pacto Molotov-Ribbentrop, en particular la reciente y tristemente célebre resolución de la asamblea parlamentaria de la OSCE: “Reunificación de la Europa dividida: violación de los derechos humanos y las libertades civiles en la región de la OSCE en el siglo XXI”.
Es especialmente sacrílego el punto décimo de dicha resolución. Conminando a declarar el 23 de agosto, es decir, el día de la firma hace 70 años del pacto Molotov-Ribbentrop, día en memoria de las víctimas del estalinismo y el nazismo, la OSCE en la práctica declara a Alemania y la URSS responsables en el mismo grado por el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

No sólo el PCFR, sino cerca de 70 partidos comunistas y obreros de todo el mundo han condenado esta resolución de la asamblea parlamentaria de la OSCE. El PCFR ya ha señalado en más de una ocasión que a finales de los 80 en la URSS, en concreto en el segundo Congreso de diputados populares de la URSS y posteriormente en la Federación Rusa, se dieron valoraciones oficiales al pacto germano- soviético, dictadas en gran medida por la conveniencia coyuntural y el deseo de agradar a los socios occidentales.

¿No se necesitaría hoy, especialmente a la luz del revuelo montado en torno al 70 aniversario del pacto, que a nivel oficial los responsables políticos de primer orden diesen otra valoración de este acontecimiento histórico?

Contrariamente a lo gritos de Occidente y sus aduladores rusos, el acuerdo de no agresión entre la URSS y Alemania no sólo no tuvo un carácter “amoral” o “criminal”, sino que estaba en correspondencia total con las normas del derecho internacional y con las prácticas habituales de la comunidad internacional y de las propias potencias occidentales.

Ha llegado el momento de dar a este documento una valoración justa, que parta de las condiciones históricas de aquel tiempo y de los intereses supremos de la seguridad de nuestro país. Es hora de volver a reconocer los auténticos valores de nuestra política exterior de estado.

Comprendo que no habrá argumento, por convincente que sea, capaz de detener a los que odian a nuestro país. Imagino, que ellos mismos conocen mejor que nosotros lo infundadas de sus conclusiones y de sus llamamientos a Rusia para que se “arrepienta” públicamente. A fin de cuentas no es a Rusia a quien deben llamar a arrepentirse públicamente. Más bien, habría que declarar “día de la memoria” el 29 y 30 de septiembre, dos días en los que fueron concretados y firmados los acuerdos de Múnich de 1938.

Es perfectamente razonable declarar responsables, en igual medida, del comienzo de la Segunda Guerra Mundial tanto a los países cuyos líderes firmaron esos acuerdos -Inglaterra, Alemania, Francia, Italia- como a Hungría y Polonia, que tomaron parte activa en el reparto de Checoslovaquia.

Cabe recordar que, aparte de Checoslovaquia, convertida en víctima de la agresión húngaro- polaco-germana, en agosto del 39, ya se habían convertido en víctimas de la agresión hitleriana países como Austria, Albania y Lituania.

Tampoco olvidemos que ya para entonces, en España, Portugal, Italia, Rumania, Hungría, Eslovaquia, y Bulgaria existían regímenes fascistas, aliados de Hitler. Poco después, una gran parte de los países de Europa, desde Francia hasta Noruega habían capitulado ante Alemania.

¿Qué derecho tienen hoy estos y otros países europeos para reprochar a la URSS el acuerdo con Alemania, si todos ellos, en esas fechas o un poco más tarde en 1939- 41, se habían puesto ya del lado del Reich?

Hay que decir que la Federación Rusa no posee territorios anexionados a la Unión Soviética como resultado del “acuerdo criminal entre los dos dictadores”.

Y si los dirigentes de las Repúblicas Bálticas, Ucrania, Moldavia y Bielorrusia terminan por considerar necesario y posible entrar en ese resbaladizo camino del “arrepentimiento”, conducente a ninguna parte, se verán obligados, cuando menos, a reconocer su responsabilidad ante sus pueblos.

El PCFR considera que es hora de poner el punto final a esta misteriosa historia de los protocolos secretos. Si realmente existen, el Presidente y el gobierno deberían hacerlos públicos en correspondencia con la ley que regula la publicación de documentos relacionados con la política exterior del estado ruso. Deberán asumir la responsabilidad total por ese paso.

Teniendo en cuenta, que a día de hoy, siguen creciendo las dudas fundadas en torno a los protocolos secretos anexos al acuerdo, habría que reclamar la autoridad de los diputados del parlamento ruso y la experiencia de especialistas políticamente independientes, respetables, de diferentes ámbitos, para determinar la autenticidad de los materiales declarados secretos y aclarar todos los condicionantes relacionados con su salida a la luz.

El PCFR llama a la Duma de la Federación Rusa a adoptar en una de sus sesiones, las decisiones que corrijan las valoraciones del segundo Congreso de diputados de la URSS, y que permitan poner fin de una vez por todas a la falsificación de nuestra historia en un tema tan importante.

Texto original en ruso: http://kprf.ru/international/70080.html


El papel del pacto Mólotov-Ribbentrop en el desenlace de la Segunda Guerra Mundial se exagera

Moscú, 19 de agosto, RIA Novosti. No fue el pacto Mólotov-Ribbentrop que provocó el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, su importancia se exagera, afirmó hoy el profesor Rolf-Dieter Müller, del Instituto de Historia Militar del Bundeswehr (Fuerzas Armadas de Alemania), en conferencia interactiva Moscú-Berlín-Riga organizada por RIA Novosti.

Hace 70 años, el 23 de agosto de 1939, la Unión Soviética y Alemania concertaron el tratado de no agresión, al pie del cual pusieron las firmas sus cancilleres Viacheslav Mólotov y Joachim von Ribbentrop. Junto con el tratado se firmó un protocolo secreto sobre la delimitación de las esferas de influencia en Europa del Este y del Sudeste.

"¿Llevó ese pacto a la guerra? En los debates sobre lo pactado entre Hitler y Stalin, de que somos testigos los últimos años, el papel de ese documento se sobreestima, por lo menos en el desenlace de la Segunda Guerra Mundial", dijo.

Según Müller, el pacto no provocó el comienzo de la guerra, pero sí le facilitó a Hitler la toma de decisión de desatarla.

"Hitler quería guerra, pero tenía dudas (...). Tomó la decisión de comenzarla, cuando comprendió que las potencias occidentales no apoyarían a Polonia, a la que pensaba agredir la primera", señaló el profesor, subrayando que la decisión de desatar la guerra no se tomó en Moscú sino en Berlín.

El académico ruso Alexandr Chubarián, director del Instituto de Historia Universal de la Academia de Ciencias de Rusia, a su vez expresó la opinión de que el pacto Mólotov-Ribbentrop fue una manifestación del egoísmo de la URSS, Inglaterra y Francia y de la subestimación por estos Estados del peligro nazi tanto para sus propios pueblos como para el mundo entero.

"El interés nacional egoísta impidió la toma de unas decisiones coordinadas", dijo el académico, señalando que el egoísmo y el cinismo deben eliminarse de las relaciones internacionales contemporáneas.



Estonia y Letonia pactaron con Ribbentrop antes que Rusia.
Komsomolskaya Pravda

El historiador ruso Alexander Diukov, entrevistado por el diario Komsomolskaya Pravda, sugiere "no demonizar el pacto Ribbentrop-Mólotov, cuyo 70 aniversario se conmemora el próximo domingo", y recuerda que "Estonia y Letonia firmaron tratados de no agresión con la Alemania nazi antes que la URSS".

"Letonia y Estonia rehusan hablar de los pactos de no agresión que suscribieron con Alemania el 7 de junio de 1939", señala Diukin.
Otros asuntos que prefieren silenciar, según él, son "intensos contactos que sus servicios secretos mantuvieron con las estructuras militares nazis antes y después de tal suscripción", así como la deportación de polacos y judíos hacia el interior de Lituania a finales de 1939 y a principios de 1940, después de que la región de Vilna pasó a formar parte del Estado lituano.

El historiador resalta que el pacto Ribbentrop-Mólotov "frenó por un tiempo la expansión nazi hacia el Este", en particular, hacia las naciones del Báltico. También hace hincapié en que la Rusia contemporánea no figura entre los países beneficiados por aquel documento y sus anexos secretos: "Son las actuales Lituania, Bielorrusia, Ucrania y Moldavia las que aprovechan las adquisiciones territoriales de la ex URSS".


Hace 70 años, la Alemania nazi de Adolfo Hitler y la Unión Soviética dirigida por José Stalin, firmaron un pacto de no agresión que pasó a la historia como el Pacto Mólotov-Ribbentrop, en mención a sus firmantes, los correspondientes ministros de Asuntos Exteriores de ambos países. Trascurridas siete décadas, siguen los debates de este acontecimiento que influyó en el destino de muchos pueblos en la II Guerra Mundial. El director del Instituto de Historia de la Academia de Ciencias de Rusia Alexandr Chubarian, desde 1988, investiga el Pacto Molotov-Ribbentropp, y actualmente en Rusia, es considerado uno de los expertos más autorizados en la historia de las relaciones ruso-germanas.
En la presente entrevista, concedida a RIA Novosti, el experto explica los antecedentes al pacto germano-soviético firmado hace 70 años, sus consecuencias, y la visión actual de los acontecimientos ocurridos en aquellos años.

¿Debe la Rusia contemporánea condenar el Pacto Molotov-Ribbentrop, o todavía tiene vigencia la fórmula expuesta en 1989 de que ese Pacto fue un acontecimiento normal para aquella época, aunque los "protocolos secretos" anexos al pacto fueron un acto amoral por parte de los firmantes?
En los últimos años, el interés de la opinión pública por los acontecimientos relacionados con el Pacto Molotov-Ribbentrop ha crecido considerablemente, y el tono de los debates cada vez adquiere formas categóricas e irreconciliables.
La intensidad y ardor de las disputas no se debe a la aparición de nuevos documentos sino a interpretaciones antagónicas de los hechos derivados de ese acontecimiento histórico.
La tensión que impera no se debe a discrepancias entre historiadores y expertos. La confrontación que observamos es el producto de convulsiones de orden ideológico y político promovidas en la sociedad.
La situación empeora por actitudes preconcebidas que predomina en países vecinos, en particular, impulsadas por políticos influyentes en las repúblicas Bálticas y Polonia. Este factor ha politizado al máximo un asunto que debería ser material de investigación exclusiva para los historiadores.
La transparencia siempre ha dado mejores resultados que negar lo que es evidente. En su tiempo, la postura de la Unión Soviética fue sensiblemente vulnerable porque las autoridades soviéticas con obstinación negaron la existencia de los protocolos secretos anexos al Pacto Molotov-Ribbentrop.
Pero el reconocimiento y publicación de esos protocolos, precisamente en tiempos de la URSS, hace 20 años, ha reforzado nuestra postura y es una prueba de que Rusia rompió definitivamente con la política del silencio para comprender su historia.

Y no obstante, entre los historiadores predomina el debate en cuanto a que el Pacto Molotov-Ribbentrop fue el detonante de la II Guerra Mundial que comenzó una semana después de su firma, el 23 de agosto de 1939. Como es bien sabido, el 1 de septiembre de 1939 las tropas alemanas invadieron Polonia seguros de que la URSS no ayudaría a los polacos. ¿Está usted de acuerdo con esta tesis?
No, no estoy de acuerdo. Conozco muy bien ese punto de vista, que entre otras cosas, se cita para argumentar la responsabilidad compartida que tiene la Alemania nazi y supuestamente la Unión Soviética en el inicio de la II Guerra Mundial.
Esa tesis quedó reflejada en una resolución aprobada por la Asamblea del Parlamento de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) ignorando acontecimientos evidentes que tuvieron lugar antes de que comenzara la guerra.
Hitler decidió invadir Polonia mucho antes de firmar el pacto de no agresión con la URSS, y en la primavera de 1939, ya había puesto en marcha los preparativos de la agresión, incluso fijó el 26 de agosto de 1939 como la fecha tentativa para el asalto, pero el ejercito alemán no pudo cumplir ese plazo y emprendió la invasión el 1 de septiembre.
Hay que destacar que el destino del Pacto germano-soviético-alemán firmado el 23 de agosto fue incierto hasta el último momento de su concertación. Esto quiere decir que, independientemente del resultado de sus negociaciones con la URSS, Hitler no tuvo ninguna duda en cuanto a sus planes de invadir Polonia.
Inglaterra y Francia brindaron garantías a Polonia precisamente por la misma razón, es decir, Londres y París sabían con seguridad que Alemania se preparaba para la guerra, y el viaje urgente que hizo el ministro Ribbentrop a Moscú fue por la misma causa, el diplomático alemán tenía que terminar ese asunto pendiente con los soviéticos antes de comenzar la invasión de Polonia.

Y no obstante, después de que Hitler invadió Polonia, Inglaterra y Francia declararon la guerra a Alemania, mientras que la URSS, no sólo permaneció al margen, sino que firmó con Alemania un tratado de amistad en septiembre de 1939.
¿Acaso no fue una muestra de apoyo al agresor?
Es indiscutible que los protocolos secretos anexos al Pacto Molotov-Ribbentrop, la firma del tratado de amistad en septiembre de 1939 y la resolución impuesta en la URSS entre 1939 y 1940 que prohibió criticar la doctrina nacional-socialista, fueron actos amorales que se merecen la condena que posteriormente se hizo tanto en Rusia y en el exterior.
Y a pesar de todo, los acontecimientos ocurridos en esos días no pueden explicarse únicamente bajo la óptica de que "Hitler decidió invadir a sus vecinos y Stalin se convirtió en su cómplice".
Soy partidario de que la investigación de la historia debe apoyarse en el estudio amplio de todos los factores implicados en los sucesos claves relacionados con las naciones y sus pueblos.
Ante el estudio de tal o cual fenómeno o acontecimiento, como el inicio de la II Guerra Mundial, es indispensable analizar todos los factores implicados y no limitarse a destacar uno o dos momentos o circunstancias por alguna razón cómodas o favorables.
El pacto Molotov-Ribbentrop fue un fenómeno político-diplomático muy complejo. Y para hacer una valoración objetiva, es necesario tener en cuenta los antecedentes históricos que determinaron muchos aspectos de este asunto.
Es por eso que nosotros desviamos nuestra atención a sucesos ocurridos en 1938. Y no porque queramos obligar a nuestros colegas occidentales recordar el Tratado de Munich.
Simplemente, si no se tiene en cuenta el factor que tuvo Munich, no es posible explicar las razones que obligaron a Stalin a firmar un pacto de no agresión con la Alemania nazi.
Hasta la firma del acuerdo de Munich, en Europa había un consenso muy sólido en cuanto a Hitler y su régimen. Todas las potencias europeas, Inglaterra, Francia y la URSS mantuvieron una actitud muy negativa ante el régimen nazi impuesto en Alemania en 1933.
La firma del acuerdo de Munich echó por tierra ese consenso. Desde el punto de vista moral, el acuerdo de Munich y el pacto Mólotov-Ribbentrop son muy parecidos el uno del otro, porque ambos documentos fueron suscritos de espaldas a aquellos pueblos cuyos destinos dependió de lo concertado en esos acuerdos.
En Munich, el 29 de septiembre de 1938, los representantes de Checoslovaquia estaban en una habitación contigua a la sala donde se reunieron los firmantes. Y sin consultar en absoluto su opinión, las partes (Inglaterra y Francia en un bando y Alemania e Italia por el otro) determinaron el destino de ese país.
A diferencia del Pacto Molotov-Ribbentrop, el tratado de Munich no trató sobre esferas de interés sino que directamente estableció la entrega a Alemania de parte de Checoslovaquia (una tercera parte de su territorio, el 40 por ciento de su industria y cerca de 5 millones de habitantes).
En esencia el tratado de Munich fue la repartición de un país soberano entre otros estados.
Y la URSS no estuvo en Munich. Stalin tenía mucha desconfianza a las democracias occidentales, más que el resto recelaba de Inglaterra y después de la firma del tratado de Munich, vio las intenciones de Londres de aislar a Moscú.

¿Y por qué de todas maneras, Stalin prefirió pactar con Hitler en lugar de los aliados occidentales? Sus oponentes afirman que Inglaterra, Francia y Polonia no pudieron aceptar las condiciones exigidas por Moscú de permitir el paso de las tropas soviéticas por sus territorios. Con los años, se pudo ver que Stalin después de entrar en el territorio de un país, muy pocas veces permitió a ese país actuar por su cuenta.
Recordemos las negociaciones británicas-franco-soviéticas que tuvieron lugar en Moscú en el verano de 1939. En esas negociaciones se habló de las posibilidades de ayudar a los países de Europa Oriental en el caso de una agresión por parte de Hitler.
Las garantías para las repúblicas bálticas se abordaron en junio de 1939, y en agosto transcurrieron conversaciones interminables sobre Polonia y Rumania. El 20 de agosto, los franceses informaron a los soviéticos que había logrado convencer al ministro de Asuntos Exteriores de Polonia, Józef Beck, y que Varsovia estaba dispuesta a permitir el paso de las tropas soviéticas por su territorio.
Pero por parte de Polonia no hubo ninguna declaración oficial. Y de esta manera, quedó sepultada definitivamente la cooperación entre Inglaterra y Francia con la URSS, antes de la firma del pacto Molotov-Ribbentrop.
En cuanto a si Stalin hubiese ocupado Polonia, Rumania u otro país por cuyo territorio pasaran las tropas soviéticas, previo acuerdo con los aliados occidentales, se trata de una hipótesis bastante discutible.
Hubo ejemplos de países a los que la URSS impuso su régimen político, pero también hubo países donde las tropas soviéticas entraron y salieron dejando que esos países se desarrollaran de la forma en que quisieron.
Me refiero a Irán, Austria, y Finlandia después de la Guerra a pesar de que un delegado soviético formó parte de la Comisión de Control de los Aliados. Y no obstante, todos esos países conservaron su autonomía.
Eso mismo pudo ocurrir con Polonia, si Francia Inglaterra le hubiesen proporcionado garantías fiables.

Es decir, sencillamente, ¿Hitler le propuso a Stalin una variante más ventajosa que Inglaterra y Francia?
En las conversaciones con Inglaterra y Francia el asunto sobre los territorios que posteriormente fueron incluidos en la zona de los intereses soviéticos se discutió únicamente desde el punto de vista del paso de las tropas soviéticas, en este caso, Hitler avanzó más y propuso dividir la zona de intereses.
Pero como quedo demostrado posteriormente, Hitler cumplió sus promesas durante un plazo muy corto. Ya en noviembre de 1940, cuando Mólotov viajó a Berlín y las relaciones entre la URSS y Alemania ya estaban deterioradas, Hitler le espetó al jefe de la diplomacia soviética. "¿Y quien le dijo a usted que tendrían el derecho de anexarse esos territorios? ¡Esto no se desprende del pacto! " dijo entonces Hitler.
Y esta es precisamente la gran lección que se desprende de los acontecimientos ocurridos entre 1938 y 1941 en Europa.
Cada vez que los países por separado intentan garantizar su propia seguridad a costa de otros, y de paso ignoran las amenazas que pueden ser comunes, la seguridad colectiva es la que sale perdiendo y junto con ella, la seguridad de cada uno de los países por separado.
Hasta el último momento de 1941, cuando estalló la guerra, todos los países de Europa intentaron pactar con Hitler. El líder nazi prometió todo a todos y después, también a todos los engañó.

A partir de su punto de vista, ¿considera usted que Alemania y la URSS no son los únicos responsables de la repartición de Polonia en septiembre de 1939?
Las potencias occidentales también tienen cierto grado de responsabilidad en esos acontecimientos. Cuando el 17 de septiembre las tropas soviéticas entraron en las regiones orientales de Polonia, en Inglaterra se oyeron voces sobre la necesidad de declarar la guerra a Alemania y de imponer sanciones contra la URSS.
Pero al final, el gobierno británico se limitó a dar garantías de seguridad a Polonia únicamente en sus fronteras orientales, y no adoptó ningún tipo de sanciones contra la URSS.
Al contrario, expresó satisfacción ante el hecho de que las tropas soviéticas se detuvieron en la denominada línea Kerson, es decir la línea que dividió a Polonia y la URSS después de la declaración de independencia de Polonia en noviembre de 1918.

¿De qué forma Inglaterra expresó satisfacción por la entrada de las tropas soviéticas a la parte oriental de Polonia?
En declaraciones del ministerio británico de Asuntos Exteriores, el Gabinete Militar e incluso el Parlamento de Inglaterra. Es más, no se emprendió ninguna campaña o acto de repudio contra la URSS. No hubo siquiera un disparo en 1939 para defender Polonia.
Tampoco se intentó la más mínima demostración de acciones de guerra para desviar la atención de las tropas alemanas de Polonia.
Con las repúblicas bálticas la situación fue similar, los países occidentales no reconocieron la anexión de las repúblicas bálticas a la URSS jurídicamente, pero aceptaron la anexión como hecho consumado. De esta manera, los países occidentales también son responsables por los acontecimientos que ocurrieron en ese entonces en Europa Oriental.
No sólo Stalin y Hitler practicaron la diplomacia secreta. Ya siendo primer ministro británico, tras la dimisión de Austen Chamberlain en el verano de 1940, Winston Churchill escribió una carta a Stalin en la que le propuso firmar un pacto secreto entre Inglaterra y la URSS. A cambio de la lealtad de la URSS a Inglaterra Churchill prometió a Stalin que nadie sabría sobre el pacto suscrito y que tras la victoria sobre Alemania, Inglaterra reconocería de hecho la pertenencia de las repúblicas bálticas a la URSS.

¿Esa carta, ha sido publicada? ¿Cómo respondió Stalin a la propuesta?
Esa carta se conserva en el archivo del ministerio de Asuntos Exteriores de la URSS, copia de esa carta se encuentra en los archivos británicos, y yo la publiqué en mi libro. Según testimonios hablados, después de leer la carta, Stalin sonrió maliciosamente y dijo: "Este promete que reconocerá después de la guerra todo lo que todos reconocerán de hecho". Por lo visto, a Churchill le interesó muy poco el destino de las repúblicas bálticas.

Pero Churchill únicamente se tuvo que "tragar" la anexión de las bálticas, mientras que Stalin organizó y dirigió esa anexión. Resulta entonces, que de todas maneras, la mayor responsabilidad de todo recae sobre Rusia.
De todas maneras, la responsabilidad recae sobre la URSS y no sobre Rusia.
Aplicar el principio de que Rusia es el principal heredero de la URSS, para resolver asuntos de responsabilidad histórica, es una empresa arriesgada y demasiado compleja.
Vale la pena recordar el hecho de que un grupo muy limitado de personas por el lado soviético tuvieron relación directa con el proceso final para la preparación del documento. Stalin, Molotov y Voroshilov, que condujo las negociaciones con los franceses y los británicos. Incluso el futuro dirigente soviético Nikita Jrushev, que en ese tiempo ya era miembro del Buró Político del Partido Comunista de la URSS, supo sobre el pacto únicamente en la noche del 23 de agosto después de que fue suscrito.
Actualmente, políticos de Polonia y las repúblicas bálticas intentan que este asunto sea discutido por organizaciones internacionales, y algunas entidades del poder como por ejemplo el parlamento de Lituania ha exigido a la Rusia contemporánea el pago de compensaciones por el "periodo de ocupación".
¿Qué se pude hacer en este caso? Si la actitud de los oponentes no fuera radical, posiblemente la reacción de Rusia hubiera sido más moderada. Hay que tener en cuenta de que se trata de una historia que pasó hace muchos años y su estudio debe tener un carácter más teórico que práctico.

¿Cómo se puede pedir cuenta a la generación actual sobre los actos de Stalin y sus colaboradores sobre los cuales los ciudadanos de la URSS no tuvieron información?
Y no es posible equiparar el estalinismo con el nazismo al menos porque el sistema soviético demostró la capacidad de que pudo cambiar su esencia: los protocolos secretos del pacto Molotov-Ribbentrop fueron publicados en tiempos del presidente soviético Mijail Gorbachov, el carácter criminal de esos protocolos fue reconocido y condenado cuando todavía existía la Unión Soviética.
En cambio, el régimen hitleriano nunca demostró su capacidad de transformarse. El régimen nazi siempre estuvo relacionado con la práctica abierta del genocidio de otros pueblos. El estalinismo ideológicamente no se basó en el genocidio, su esencia siembre la ocultó tras consignas propagandísticas y populistas y el pueblo soviético fue su víctima principal.
Entrevistó Dmitri Babich

Rusia y Mongolia rechazan falsificaciones históricas de la Segunda Guerra Mundial
Ulán Bator, 26 de agosto.
El presidente ruso, Dmitri Medvédev, declaró hoy que Rusia y Mongolia rechazarán con resolución cualesquiera falsificaciones históricas de la Segunda Guerra Mundial.
"Considero inadmisibles las falsificaciones y declaraciones que tergiversan la esencia de esa victoria", dijo Medvédev en un acto conmemorativo del 70º aniversario de la victoria conjunta de los dos países en la batalla de Jaljin Gol, celebrado este miércoles en Ulán Bator, capital de Mongolia.
Por su parte, el presidente mongol, Tsakhiagiin Elbegdorj, destacó que "precisamente la victoria de la URSS en aquella guerra ofreció a Mongolia la oportunidad de robustecer y defender su soberanía e independencia".
Al agradecer a los veteranos de la batalla de Jaljin Gol por los actos de heroísmo y valor, Medvédev destacó que la derrota del Ejército japonés "significó importantes cambios" en el escenario geopolítico e "hizo a Japón desistir de los planes de entrar en la guerra contra la Unión Soviética del lado de Alemania nazi".
En agosto de 1939, pocas semanas antes de que Hitler invadiera Polonia, la URSS y Japón libraron la mayor batalla de tanques jamás vista hasta entonces. En el plano estratégico esta batalla resultó trascendental, porque, tras una aplastante victoria soviética, Japón decidiría expandirse hacia el Pacífico (Indochina francesa -Vietnam, Laos Cambodja- y la Birmania británica), al ver un adversario más débil en Estados Unidos, y la Unión Soviética podría concentrar todas sus tropas contra la Alemania nazi. 
La batalla de Jaljin Gol fue una de las batallas más decisivas del siglo XX, pues definió el curso que seguiría la Segunda Guerra Mundial.

diumenge, 23 d’agost de 2009

Israel: Asesinar palestinos y extirpar sus órganos


Bilal Ahmed Ghanam, 19
Photo: Donald Boström

Altos cargos y portavoces israelíes han estado clamando contra un importante periódico sueco por haber publicado un reportaje en el que se afirmaba que el ejército de ocupación israelí asesina a palestinos para trasplantar sus órganos a pacientes judíos.

El periódico Aftonbladet, uno de los más populares de Suecia, informaba el martes 18 de agosto que los soldados del ejército de ocupación israelí habían estado matando jóvenes palestinos en Cisjordania para extirparles los órganos y venderlos. En el reportaje se mostraba una foto del cuerpo de una víctima con una larga costura desde la barbilla al abdomen.

El reportaje cita las palabras de la familia de una de las víctimas que afirma que “a nuestros hijos los despojaron de sus órganos”. El reportaje establece también una relación entre el tráfico ilegal de órganos y un reciente escándalo de corrupción en Nueva Jersey en el que están implicados altos cargos [israelíes] y rabinos.

El autor del reportaje, Donald Bostrom, habla de las fuertes sospechas que hay entre los palestinos de que el ejército israelí extirpó los órganos de los jóvenes. Sugiere que el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya debería abrir una investigación.

Testigo

Bostrom cita a un testigo palestino que describe un caso en que el ejército de ocupación israelí mató de un disparo a un joven palestino de un pueblo de Cisjordania y después le extirpó los órganos. La víctima palestina ha sido identificada como Bilal Ahmed Ghniyan. “Se lo llevó un helicóptero militar y el ejército lo trajo cinco días después, muerto. Cuando su familia lo enterró vio una larga costura desde el estómago a la barbilla”.

Bostrom también cita a otro testigo que afirma que sus hijos fueron utilizados como “donantes forzados de órganos”.

“Sangrienta calumnia”

Un portavoz israelí y altos cargos del ministerio de Asuntos Exteriores despotricaron y echaron pestes contra Aftonbladet y acusaron a este popular periódico de “sangrienta calumnia” y de propagar “rumores” contra Israel.

El portavoz israelí Yigal Palmor afirmó que el periódico sueco “había convertido la demonización de Israel en una causa sagrada”.

Otros altos cargos israelíes amenazaron con denunciar al periódico sueco por calumnias y afirmaron que el reportaje era una expresión de antisemitismo.

Israel ha estado reaccionando con una sensibilidad exagerada a las críticas internacionales al trato manifiestamente muy duro que inflige a los palestinos y el racismo descarado que se asocia a este trato.

A principios de este año el ejército israelí emprendió un blitzkrieg generalizado y mortífero contra la prácticamente indefensa población de Gaza, en el que utilizó armas prohibidas internacionalmente y mató, mutiló y carbonizó a miles de civiles inocentes, incluidos cientos de niños.

Organizaciones de derechos humanos describieron esta descomunal devastación de terror y muerte que duró más de 20 días como “claros crímenes de guerra” y “crímenes contra la humanidad”.

Igualmente, Israel había matado a miles de inocentes en Cisjordania y muchas de las víctimas fueron enviadas al instituto forense de Abu Kabir para que se les realizara la autopsia.

Sin embargo, no está claro si los órganos vitales de estos jóvenes siempre se extirpan para ser trasplantados a pacientes judíos.

El ejército israelí, que ejerce una enorme influencia política y legal en Israel, casi siempre se resiste a que se investiguen las operaciones que lleva a cabo en Cisjordania, que se hacen violando de manera flagrante el Derecho internacional, especialmente el Derecho humanitario internacional.

Precedente

En enero de 2002 un ministro israelí admitió tácitamente que órganos extirpados de cuerpos de víctimas palestinas podían haber sido utilizados para ser trasplantados a pacientes judíos sin que lo supieran las familias de las víctimas palestinas.

En respuesta a la pregunta de un miembro árabe del Knesset [parlamento israelí] el ministro, Nessim Dahan, afirmó que no podía negar o confirmar que el ejército hubiera extirpado los órganos de jóvenes y niños palestinos para trasplantes o para investigación científica: “No podría afirmar con seguridad que no ocurriera algo de eso”.

Se cree que el miembro árabe del Knesset que hizo la pregunta a Dahan es Ahmed Teibi, quien señaló que había recibido “pruebas creíbles” que demostraban que médicos israelíes del instituto forense de Abu Kabir habían extraído órganos vitales como el corazón, los riñones y el hígado de los cuerpos de jóvenes y niños palestinos a los que había matado el ejército israelí en Gaza y Cisjordania.

En una entrevista de la televisión al-Jazeera en 2002 el difunto dirigente palestino Yasser Arafat acusó al régimen de apartheid israelí de asesinar bebés, niños y jóvenes palestinos y de quitarles sus órganos para trasplantes: “Asesinan a nuestros niños y utilizan sus órganos como piezas de recambio. ¿Por qué calla el mundo entero? Israel se aprovecha de este silencio para intensificar su opresión y terror contra nuestro pueblo”, afirmó un enfadado presidente Arafat.

Durante la entrevista, que tuvo lugar el 14 de enero de 2002, Arafat mostró fotos de los cuerpos mutilados de los niños.

“No estoy preocupado por mí mismo”, afirmó el presidente cuando estaba bajo arresto domiciliario, “estoy preocupado por el pueblo palestino que está bajo asedio desde hace quince meses”.

Israel había admitido que médicos del Instituto L. Greenberg de medicina forense en Abu Kabir habían extirpado los órganos de tres jóvenes palestinos a los que había matado el ejército israelí cerca de Khan Younis. Diez días después los cuerpos fueron devueltos a sus familias para que los enterraran, pero les habían extirpado los órganos y los ojos.

Israel nunca llevó a cabo una investigación seria sobre éste y otros incidentes relacionados con la extirpación de órganos vitales de los cuerpos de víctimas palestinas asesinadas por las fuerzas de ocupación israelíes.

Según la periodista Saira Soufan, la extirpación ilegal de órganos de soldados y combatientes palestinos está documentado desde antes de los años noventa. “Una vez que los cuerpos de los soldados [palestinos] se devolvían a las familias en duelo, se descubría el robo de sus órganos durante el proceso del entierro. Las cavidades vacías habían sido rellenadas con materiales de desecho, como algodón, mangueras de jardinería y palos de escoba, y después cosidas a consecuencia de la llamada ‘autopsia’”.

De manera esporádica, las autoridades israelíes han robado los órganos de turistas muertos en Israel. Un caso al que no se dio publicidad ocurrió en 1998 cuando un escocés, Alistair Sinclair, murió en circunstancias misteriosas en un calabozo del aeropuerto de Ben-Gurion [en Tel Avivi]. Su familia denunció a las autoridades israelíes cuando descubrió que faltaban el corazón de su hijo y otros órganos. A su madre le enviaron otro corazón y otros órganos, pero ella nunca creyó que fueran los de su hijo.
El FBI arrestó a 44 personas, alcaldes, políticos, congresistas y rabinos, por tráfico de órganos en EE.UU. TENIAN RAMIFICACIONES EN SUIZA E ISRAEL
Por: ANA BARON
La red estaba formada por tres alcaldes, cinco rabinos, dos miembros de las legislaturas locales y varios políticos. En total eran 44 personas, lo suficiente para mostrar que en Estados Unidos el puritanismo coexiste con la cultura de la corrupción y de la transgresión de una manera muy sutil. Los agentes del FBI dijeron ayer que los arrestos masivos de 44 personas –dedicadas a enriquecerse ilícitamente cobrando coimas (sobornos), lavando dinero y vendiendo órganos– no tiene precedentes.
La historia de EE. UU. está llena de casos de corrupción que se suceden ano tras año a nivel empresarial –como el caso Enron–, financiero –como Madoff– o simplemente otros delitos como la compra y venta de las drogas en las calles de Nueva York. Lo que más sorprende en el caso de ayer fue la cantidad de arrestados en un solo día y que entre los mafiosos hubiera funcionarios, políticos y rabinos. Estos últimos, bajo el aspecto de rectitud religiosa no hacían otra cosa que lavar dinero o robarles a sus fieles.

La investigación del FBI duró dos años. No sólo abarcó varios estados (New Jersey y Nueva York) sino que también a nivel internacional se extendió a Suiza e Israel.
Según los papeles presentados por el fiscal ante la corte, todo comenzó con una demanda de fraude bancario contra un miembro de un enclave sirio-judío situado en la costa atlántica de New Jersey en un pueblito llamado Deal.
El demandado, cuyo nombre permanece en el anonimato, confesó su crimen, se convirtió en un informante del FBI y comenzó a hacerse pasar por un especialista en desarrollo inmobiliario que ofrecía grandes coimas para poder obtener los permisos oficiales correspondientes para realizar las obras.
Fue así que cayeron los intendentes de Hoboken, Peter Cammerano (que asumió apenas hace un mes), de Seacaucus, Dennis Elwell, ambos del Partido Demócrata, y Anthoyn Suárez de Ridgefield.
También el legislador republicano por Nueva Jersey, Daniel Van Pelt, y la segunda de la alcaldía de Jersey City, Leona Baldini.
"Para estos acusados la corrupción era una manera de vivir", dijo el fiscal de Nueva Jersey, Ralph Marra Jr., durante la conferencia de prensa que dio para anunciar los arrestos. "Se movían en una zona libre de ética", agregó.

Weysan Dun, el agente especial encargado de la investigación en la oficina del FBI en New Jersey, explicó que los rabinos arrestados, incluyendo el de la comunidad judía siria de EE. UU., Saúl Kassin de Brooklyn, formaban parte de una gran red de lavado de dinero con tentáculos en Israel y Suiza. Otro de los arrestados, Levy Izhak Rosenbaum, de Brooklyn, fue acusado de persuadir a personas con problemas económicos a venderle un riñón por 10.000 dólares que luego vendía por 160.000.
Según Dun, la motivación de los acusados, sin embargo, no fue ni religiosa ni política. Lo importante para todos era simplemente el enriquecimiento. "Cualquier tipo de corrupción es inaceptable, en cualquier lugar, en cualquier momento, sea quien sea el implicado", dijo el gobernador de Nueva Jersey en un comunicado distribuido a la prensa. "La escala de la corrupción que estamos viendo a medida que el caso avanza es simplemente terrible y no puede ser tolerada."
Otro de los detenidos es el presidente del Legislatura de Nueva Jersey, Mariano Vega, y la funcionaria de la alcaldía Leona Beldini. La demanda contra Vega indica que cobró 10.000 dólares antes de la elecciones y la de Peter Cammerano, un miembro de la legislatura local, explica que cuando el informante del FBI le ofreció una coima de 10.000 dólares (la cifra que siempre ofrecía) para que le apure un expediente, el funcionario respondió "le prometo que usted será tratado como un amigo".

Fuente: Clarin.com


Alcaldes, parlamentarios y rabinos estadounidenses detenidos

Las autoridades detuvieron a 44 personas en una operación iniciada contra varias bandas dedicadas al blanqueo de dinero y al tráfico de órganos, y en la que se acabó vinculando a una gran lista de funcionarios públicos. Tres alcaldes, dos parlamentarios y varios rabinos figuran entre los detenidos en una gigantesca operación anticorrupción que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) llevó a cabo en Nueva Jersey.

“Los nombres y cargos de las personas detenidas suenan a una lista de participantes en una reunión de líderes comunitarios, pero tristemente esos individuos no se encontraban en una sala de juntas sino en las dependencias del FBI”, aseguró este jueves Weysan Dun, el agente especial encargado de la operación.
Dun se refería así a la relevancia de las personas detenidas, entre las que destacan los alcaldes de Hoboken, Peter Cammarano; de Secaucus, Dennis Elwell, y Ridgefield, Anthony Suárez, así como los parlamentarios estatales L. Harvey Smith y Daniel Van Pelt.

Nueva Jersey volvía así este jueves a ser noticia por un caso de corrupción, algo que, sin embargo, sorprende ya a pocos en Estados Unidos, ya que el conocido como “Estado jardín” ha visto cómo, desde 2001, nada menos que 130 funcionarios públicos se declaraban culpables o eran condenados en casos similares.

“Esta investigación ha identificado una vez más una red de corrupción en la que participaban funcionarios públicos deseosos de obtener dinero a cambio de favores políticos”, indicó por su parte el fiscal federal en Nueva Jersey, Ralph Marra.

También fueron capturados la teniente de alcalde de Jersey City, Leona Beldini, el presidente del Concejo Municipal de esa ciudad, Mariano Vega, y el ex parlamentario estatal Louis Manzo, así como varios ex candidatos a cargos públicos de Nueva Jersey y miembros de departamentos estatales.

La mayoría de los funcionarios detenidos son acusados de haber aceptado sobornos a cambio de favores, por lo que se embolsaron durante años miles y miles de dólares, con los que incluso financiaron ilegalmente varias campañas políticas.

El Fiscal Federal Marra detalló que las autoridades llevaron a cabo dos vías de investigación: una encaminada a descubrir los sobornos políticos y otra centrada en varias organizaciones dedicadas al lavado de dinero, que operaban también en Nueva York.

Con las detenciones, el FBI recuperó amplias sumas de dinero en efectivo y recopiló numerosas pruebas inculpatorias contra figuras religiosas judías de alto rango en el municipio de Deal (Nueva Jersey) y en el barrio neoyorquino de Brooklyn.

Se trata de los rabinos principales de varias congregaciones de judíos sirios, así como de sus asociados y algunos familiares, que estarían involucrados en el lavado de una suma sin identificar, pero que podría ascender a decenas de millones de dólares.

Algunos de estos rabinos formarían parte de una organización que operaría también en Israel y que habría lavado grandes cantidades de dinero a través de asociaciones de caridad.

Entre los detenidos figura también el neoyorquino Levy Itzjak Rosenbaum, a quien se acusa de haber traficado órganos durante diez años, en los que habría vendido riñones para trasplantes por 160.000 dólares.

La supuesta operatoria del lavado de dinero

Según el FBI, los rabinos habrían utilizado sus organizaciones de caridad para el blanqueo de unos 3 millones de dólares. El sistema habría consistido en que el supuesto donante depositaba el dinero, y a continuación, este dinero se le devolvía al depositante con una reducción de entre el 5 al 10 %.
El donante resultó ser un aparente informante del FBI, llamado Salomón Dwek, que, al igual que los rabinos, es un judío sefardí de ascendencia siria.

Inocencia

David Ben Hooren, miembro de la congregación y editor de The Jewish Voice and Opinion, un periódico mensual, habló a los periodistas en la sinagoga, en Ocean Parkway.
“Cuando los hechos salgan a la luz, encontraremos que ninguno de los rabinos violó la ley”, dijo. “Creo que van a ser reivindicados. Por conocer a los rabinos durante muchos años, sé que dedicaron sus vidas a la caridad, y no hay manera de que se beneficiaran de alguna de esas actividades”.

[ADN - New York Times]

Cuarenta y cuatro personas, entre ellas cinco rabinos, tres alcaldes del Estado de Nueva Jersey y dos diputados fueron detenidos por el FBI, este jueves 23 de julio cerca de Nueva York, donde la policía desmontó una importante red de corrupción, que se extendía hasta Israel y Suiza. Es el resultado de una investigación de más de diez años. Los cargos contra los acusados son graves: extorsión de fondos, blanqueo de dinero, sobornos y tráficos de órganos.

La historia parece una película policiaca como las de Hollywood. La escena tiene lugar en el Estado de Nueva Jersey, cerca de Nueva York, un Estado conocido por las relaciones malsanas entre la política y la delincuencia organizada. Un escándalo que mezcla “mafia”, personalidades políticas y religiosas judíos ortodoxas. Fue el FBI, después de años de investigación, quien pudo desmontar la red y llevar a cabo una extensa operación anticorrupción.

Con un impresionante despliegue de las fuerzas de policía, que comenzó la mañana del jueves 23 de julio, el FBI detuvo a 44 personas por corrupción, blanqueo de dinero o tráfico de órganos, incluidos los alcaldes de Hoboken, Secaucus y Ridgefield, así como cinco rabinos de la comunidad de Nueva York. Se trata, según el FBI, de una de las más grandes operaciones anticorrupción realizadas en el Estado. Más de 300 agentes fueron movilizados para detener a los 44 sospechosos.

Esta detención fue posible gracias a la infiltración de un topo, Salomón Dwek. El FBI detuvo en 2006 a este hijo de rabino, muy conocido en la comunidad judía siria de Deal, por haber firmado un cheque falso de 25 millones de dólares. Desde entonces, decidió colaborar con la policía y convertirse en su informador.

La red de blanqueo de dinero se estableció pidiendo ayuda a distintas personas para sacar su fortuna de la bancarrota. En dicho blanqueo intervienen tres rabinos de Brooklyn, dos de New Jersey y un banquero suizo.

El asunto fue más lejos cuando una de las personas implicadas en este blanqueo puso en contacto “al topo” con responsables locales.

En total, fueron detenidos diecinueve cargos electos y responsables locales por corrupción. “Estas personalidades políticas se vendieron”, declaró Rafael Marra, el fiscal federal. “Vivían en un mundo donde la ética era inexistente”, añadió. ED Kahrer, uno de los responsables de la investigación en el FBI, declaró por su parte que “el problema de corrupción en el Estado de Nueva Jersey es uno de los peores, si no el peor, en la nación, la corrupción es un cáncer que destruye los valores fundamentales del Estado”.

Las quince personas detenidas restantes, entre ellas cinco rabinos, fueron acusadas de haber participado en esta red de blanqueo de dinero que se extendía hasta Israel y Suiza. Durante los diez últimos años, esta red habría recuperado decenas de millones de dólares por la mediación de obras caritativas controladas por rabinos de Nueva Jersey y Brooklyn. Según Rafael Marra, el dinero blanqueado procedía, en particular, de la venta de órganos y falsos bolsos de las marcas Gucci y Prada. “Estos religiosos judíos disimularon sus extensas actividades criminales detrás de una fachada de respeto”, declaró.

“Estas actuaciones judiciales dan una imagen deplorable de la posición de los jefes religiosos en el blanqueo de dinero, que realmente están a la cabeza de equipos y actúan como verdaderos jefes del crimen”, declaró Marra. “Utilizaron supuestos organismos de beneficencia, entidades caritativas, pero son máquinas de blanqueo de millones de dólares de fondo ilícitos”, explica.

En Jerusalén, Mickey Rosenfeld, portavoz de la policía israelí, declaró que sus servicios no habían sido solicitados para participar en la investigación, prefiriendo evitar los comentarios. En la radio israelí, el antiguo jefe de la policía israelí, Mickey Levy, destacó que la investigación americana no tenía como objetivo “estigmatizar a la comunidad judía, sino a algunos criminales”.

Los medios de comunicación internacionales se apoderaron del asunto mostrando imágenes de representantes locales detenidos junto a rabinos vestidos con sus ropas tradicionales. Esposados, se dirigían hacia el lugar de detención. Fueron liberados casi todos bajo fianza el mismo día, tras el pago de una fianza de entre cien y quinientos mil dólares.

Los sospechosos podrían ser condenados a una pena de hasta veinte años de cárcel por abuso de poder, blanqueo de dinero, y cinco años, por tráfico de órganos.
http://sinagoga-madrid.livejournal.com/

dimecres, 19 d’agost de 2009

Hillary: "Hicimos mucho en Irán"

Los artículos de James Petras y Thierry Meyssan publicados por la Red Voltaire, que denunciaban la «revolución verde» en Irán como una manipulación estadounidense tendiente a desestabilizar el país, tuvieron amplia repercusión en el mundo entero y desataron numerosas polémicas. Numerosos medios de prensa se indignaron ante aquellos análisis que, por su «antiamericanismo primario», no eran capaces de apreciar el valor del grandioso levantamiento de los iraníes que luchaban por su libertad. En Estados Unidos, el Departamento de Estado negó tener conocimiento de ningún tipo de injerencia. Basándose en la declaración del Departamento de Estado, la oposición republicana criticó duramente la pasividad de la administración Obama.

Sin embargo, durante una entrevista concedida el 9 de agosto de 2009 a Farred Zacharia, en CNN, la secretaria de Estado Hillary Clinton confirmó lo que sus funcionarios habían negado hasta entonces: Estados Unidos desempeñó un papel muy importante en la supuesta «revolución verde» en Irán y fabricó falsos mensajes de iraníes divulgados a través de Twitter.

Veamos la transcripción de la pregunta y la respuesta de Hillary Clinton:

— Fareed Zakaria: Sobre Irán, como usted sabe, mucha gente dice que el presidente y usted misma han estado lentos en cuanto a condenar lo que parece haber sido unas elecciones fraudulentas; demasiado lentos en ofrecer apoyo a la gente de abajo porque ustedes querían preservar la opción de la negociación con Irán. ¿Pueden ustedes negociar realmente con Irán en esta situación? 
Yo entiendo que, en general, se negocie con todo tipo de regímenes. Pero, en la práctica, ahora, con Ahmadinejad entronizado en una atmósfera de mucho conflicto, ¿ustedes no van a legitimarlo negociando con él?
— Hillary Clinton: Déjeme responder a la primera parte de su pregunta sobre nuestra reacción. Había otro aspecto muy importante. Nosotros no queríamos vernos entre las protestas y manifestaciones legítimas del pueblo iraní y el poder. Y sabíamos que si nosotros interveníamos demasiado pronto, demasiado fuerte, la atención hubiera podido desviarse y el poder hubiera tratado de utilizarnos para unificar el país en contra de los que protestaban. Era una decisión difícil de tomar, pero, retrospectivamente, yo creo que salimos bastante bien.
Dicho esto, entre bambalinas, nosotros hicimos mucho. Como usted sabe, la juventud…, uno de nuestros jóvenes del Departamento de Estado recibió un Twitter «Continúen», a pesar de que ellos habían planificado una parada técnica. Así que nosotros hicimos mucho por reforzar a los que protestaban sin mostrarnos. Y seguimos hablando con ellos y apoyando a la oposición.
http://www.voltairenet.org/article161637.html

En nuestra edición del 29 de junio de 2009, Thierry Meyssan indicaba que el SouthCom, el Comando Sur de las fuerzas armadas de Estados Unidos, había organizado el derrocamiento del presidente José Manuel Zelaya, en Honduras [1].
La edición francesa de su articulo indicaba además, en un pie de foto (que desgraciadamente no aparece en algunas versiones a otros idiomas) que la base estadounidense de Soto Cano (en Honduras) se encuentra bajo la dirección del coronel Richard A. Juergens, el mismo que supervisó en 2004 el derrocamiento del presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide, conforme al mismo escenario.

Ambas informaciones, que tuvieron amplia repercusión en la prensa internacional, fueron desmentidas por el Departamento de Estado, que negó toda implicación estadounidense en el golpe de Estado militar.

Pero el plan de vuelo del avión utilizado para expulsar al presidente Zelaya de su propio país fue dado a conocer, el 14 de agosto de 2009, por el presidente nicaragüense Daniel Ortega. Y ese documento demuestra que el avión despegó de la base militar estadounidense de Soto Cano (antiguamente conocida como Palmerola).

[1] «El SouthCom toma el poder en un Estado del ALBA», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 29 de junio de 2009.

dijous, 13 d’agost de 2009

El trabajo sucio de Joe Biden


Joe Biden, Vicepresidente de Estados Unidos, declaró en una entrevista al periódico Wall Street Journal que la economía de Rusia se marchita y por esa razón considera que Moscú debe hacer concesiones a Occidente, como reducir su armamento nuclear y renunciar a su espacio geoestratégico. ¿Para qué? No lo dice pero es obvio: para que EEUU ocupe ese espacio, y prolongue su agonía como primera potencia mundial.

Biden quiere que se las pongan como a Felipe II, lo malo es que Rusia no está por la labor. El ocho de agosto de 2008, Moscú le paró los pies a los halcones de Washington derrotando, en una corta guerra, a la Georgia del fascista Saakashvili y ahí se acabó una parte de la historia. La otra parte (la de la crisis), no tiene visos de acabarse.

Los problemas económicos actuales que vive la humanidad, han sido generados en el opulento Occidente y son consecuencia del declive capitalista. Rusia, como todos, también está afectada, sin embargo, los países que mantienen un fuerte intervencionismo estatal (Moscú lo heredó de su pasado soviético), aguantarán mejor el envite. Además, rusos y chinos quieren que el mercado internacional se organice de otro modo y que, en algunos años, el dólar deje de ser la divisa internacional. Pese a semejante escenario, poco alentador para EEUU, Joe Biden finge no darle importancia a que California, el primer Estado de la Unión (cuya economía es la séptima del mundo), está al borde de la quiebra.

Y no acaban ahí los problemas. Según The New York Times, el Estado de Oregón tiene una tasa de paro, cercana al 23%; Michigan ronda el 21%; Carolina del Sur el 20%; Tennessee algo menos del 20%, igual que Nevada y otros Estados. En Texas, cerca de un millón de personas van a dejar de tener seguro médico, en Florida, más de 500 personas al día pierden la asistencia médica. La población de Miami esta asustada porque, según los especialistas, la pérdida de empleos llegará en 2011 a casi el 12%, lo que supone un millón de personas desempleadas. Con semejante panorama cabe preguntarse: ¿quién se está marchitando? Ese sueño de Biden de creerse que EEUU va a continuar siendo la primera potencia mundial en el futuro, se transforma en pesadilla cada vez que lee los periódicos.

Últimamente están enviando mensajes optimistas, diciendo que la crisis comienza a remitir. Es probable que la economía se reactive… para derrumbarse de nuevo, pues el mal está en un sistema que no pueden cambiar. Estos períodos, de subidas y bajadas, durarán un tiempo imposible de calcular pero tiene un claro final: Como la crisis vino para quedarse, EEUU pasará a ser una potencia regional, a no ser que emprenda una acción bélica suicida. Así pues, señor Vicepresidente mejor cállese la boca, y aplíquese aquello de “consejos vendo, y para mí no tengo”.
J. M. Álvarez

El vicepresidente de EEUU, Joe Biden, auguró un inminente colapso de la economía rusa que obligará a Moscú a hacer concesiones a Washington, escribe el periódico RBC Daily en un artículo titulado "Biden entierra a Rusia".

La población de Rusia sigue disminuyendo, la economía está podrida, el sistema bancario y las infraestructuras difícilmente sobrevivirán los próximos 15 años, manifestó Biden en una reciente entrevista a The Wall Street Journal. Dichos factores, a su juicio, contribuirán a que Moscú deje de "aferrarse al pasado", en particular, en lo que concierne a la defensa de sus intereses en el espacio postsoviético.

Es la primera vez, desde la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca, que un funcionario estadounidense de este nivel se permite declaraciones tan drásticas en relación con Rusia. Moscú acogió las palabras de Biden con bastante calma. Solamente Serguei Prijodko, asesor del presidente Dmitri Medvédev en materia de política exterior, inquirió en este contexto, quiénes en EEUU definen la política con respecto a Rusia: Obama, quien habla del relanzamiento de las relaciones bilaterales, o algunos empleados suyos. "Simplemente nos gustaría saber, si no están de acuerdo con la línea de su presidente", dijo.

Para suavizar el impacto, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, reafirmó ayer en una entrevista a la cadena NBC News que Washington considera a Rusia "una gran potencia" y desea verla "fuerte, estable y próspera".

El politólogo Vasili Utkin, del Instituto ruso de estudios sobre EEUU y Canadá, define a Joe Biden como "representante típico de la escuela política estadounidense del período de la Guerra Fría". El objetivo básico para esta gente sigue siendo debilitar a Rusia al máximo y, en lo posible, provocar su desintegración. "En su historia reciente, Rusia conoció y sobrevivió tiempos peores, así que volverá a superarlo ahora", dijo Utkin.

El director del citado instituto, Serguei Rogov, recordó que el presidente Obama dio a entender anteriormente que desea mejorar las relaciones con Rusia, a raíz de lo cual fue criticado duramente en su país. "Es por ello por lo que el vicepresidente Biden, durante la reciente visita a Georgia y Ucrania, formuló una serie de planteamientos que deberían equilibrar un tanto la postura de EEUU, demostrar que Obama no capitula ante Rusia". Es una manera de evitar la impresión de que Obama reconoce el espacio postsoviético y la Europa del Este como zona de influencia de Rusia, agregó.
RIA Novosti

diumenge, 9 d’agost de 2009

El genocida georgiano de la OTAN


La lenta reconstrucción de Tsjinvali

Parlamento de Osetia tras el ataque del siervo anglojudío

Escuela de secundaria nº 6, objetivo estratégico del fascio georgiano

Alexei Pilko.

El sábado, 8 de agosto, se cumplía un año desde el comienzo de la guerra desatada por Georgia contra Osetia del Sur. Tras un ataque nocturno con artillería, la infantería georgiana cruzó la frontera de la región autónoma y con el empleo de la fuerza intentó resolver el problema suroseta. El resultado de esta aventura bélica es harto conocido, significó la derrota de Georgia.

¿Cuál será el futuro de esta región? ¿Qué posibilidades tienen Osetia del Sur y Abjasia de vivir en paz? ¿Es posible que Georgia opte de nuevo por la variante bélica para resolver el problema?, y lo más importante, ¿cuál deberá ser la política de Rusia en relación a este asunto?


Antes que todo, hay que partir de la realidad política y militar. En primer lugar, al desatar la agresión, Georgia se convirtió en el principal responsable de la tragedia suroseta.
Precisamente la irreflexiva actitud del presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, y su entorno de atacar a la capital suroseta Tsjinvali ocasionó la muerte de muchos civiles y, al mismo tiempo, desvaneció para siempre el sueño de Tbilisi sobre el restablecimiento del Estado georgiano en las fronteras que existían cuando Georgia formaba parte de la URSS.


En segundo lugar, la parte georgiana incumple el acuerdo Medvédev-Sarkozy sobre la retirada de sus tropas a sus guarniciones permanentes.
El incumplimiento de esta condición permite a los militares georgianos en cualquier momento reagrupar sus fuerzas y emprender una nueva agresión.
Y, finalmente, Georgia permanentemente organiza provocaciones en la frontera con Osetia del Sur.
Su objetivo es provocar a que Rusia emprenda una respuesta contundente de tal forma que se pueda acusar a Moscú de una agresión contra Georgia.


Hospital destruido por los mercenarios de Sakashvili

Si se tiene en cuenta la conducta irracional de las autoridades de Tbilisi, no se puede descartar la peor de las variantes que sería la reanudación de las acciones militares con el fin de restablecer el control sobre el territorio suroseta.

(El Saakash ha aclarado que renuncia a hacerlo ¡por la imposibilidad de vencer a las fuerzas rusas que defienden las fronteras!, no porque haya recapacitado en su actitud genocida y colonial.)


A partir de esta situación, la política de Rusia deberá ser pragmática al máximo. Apaciguar los ánimos de los revanchistas mediante una investigación imparcial de los acontecimientos ocurridos en el Cáucaso hace un año. Moscú debe emprender todos los esfuerzos posibles para que los responsables de la agresión de agosto, la dirección política y la élite militar de Georgia comparezcan ante los tribunales y respondan por los crímenes de guerra cometidos.

En este caso, no importa quién presente los cargos: o bien un fiscal georgiano, suroseta, ruso o de algún otro país. Lo importante es que el castigo sea inminente. El criminal, incluso si ocupa un alto cargo, debe comparecer en el banquillo de los acusados y responder por los crímenes cometidos, entre ellos, contra ciudadanos rusos.

(No estaría mal añadir a los genocidas embusteros y fascistas de Iraq y Afganistán: Bush, Blair, Barroso y Aznar, cuando avisan los ingleses de que habrá que mantener la ocupación del último unos 30 ó 40 años más! La Chacón estará pues contenta de poder enviar a sus hij@s a defender el negocio del opio del amigo Karzai y demás trepa de narcos!).

Únicamente tal política permitirá fortalecer la autoridad del Estado ruso ante sus ciudadanos. El crimen cometido en Osetia del Sur no tiene caducidad.
Ante la negativa de Tbilisi de acuartelar sus tropas, es indispensable tomar medidas preventivas que permitan vigilar y seguir de cerca las actividades de los militares georgianos, reforzar el trabajo de los servicios de inteligencia con el fin de conocer y anticipar los planes concebidos por la dirección política de Georgia, ya que el conocimiento anticipado de información puede salvar muchas vidas.

La mejor manera de prevenir las provocaciones de los georgianos en las fronteras, será la creación de una zona de delimitación lo suficientemente amplia a todo lo largo de la frontera georgiano-suroseta y georgiano-abjasa.
En principio, esta iniciativa quedó consignada en el pacto del cese al fuego. Pero en la realidad nadie impide a Georgia concentrar sus tropas en las inmediaciones de la localidad suroseta de Ajalgori.
Lo importante es que Saakashvili y su entorno comprendan que la permanencia de tropas, a excepción de la policía, en las zonas adyacentes a las fronteras, supondrá su inmediata aniquilación sin advertencia.

Sobre este territorio deben prohibirse los vuelos de los aviones militares georgianos tripulados y sin piloto, además es muy importante impedir el rearme del ejército georgiano y el reabastecimiento de sus arsenales.
Con este fin se puede encargar a la Flota rusa del mar Negro la inspección de barcos con carga sospechosa que naveguen con destino a los puertos de Georgia.
Es posible que las medidas anteriormente propuestas parezcan muy severas, pero en asuntos como la seguridad de nuestros aliados y la de los soldados rusos que vigilan las fronteras de Osetia del Sur y Abjasia es indispensable adoptar pasos enérgicos que demuestren la disposición de Rusia de hacer cuanto sea necesario para lograr sus objetivos.
Si Georgia repite la agresión que perpetró contra Osetia del Sur el año pasado, se arriesga a sufrir una nueva derrota, y muy probablemente, este será el fin del régimen de Saakashvili. Pero esto también tendrá un precio muy alto, la sangre de muchos civiles.
Anatoli Nogovitsin

Estado Mayor ruso tacha de "mezquina falsificación" el informe de Georgia sobre la guerra en Osetia del Sur

El jefe adjunto del Estado Mayor ruso, general Anatoli Nogovitsin, declaró que el informe sobre la guerra en Osetia del Sur presentado por Georgia es una "mezquina falsificación" llamada a salvar la reputación de los actuales dirigentes georgianos.

"Los supuestos 'documentos desclasificados' sobre los acontecimientos de agosto de 2008 en el Cáucaso e intitulados 'Informe sobre la agresión de Rusia contra Georgia' no son más que una mezquina falsificación inventada por los dirigentes georgianos para salvar su reputación en Occidente", expresó el general ante la prensa.
El Gobierno de Georgia presentó ayer un libro dedicado a la guerra de 2008 en Osetia del Sur que tenía por título "Informe sobre la agresión de envergadura lanzada por Rusia contra Georgia".

"El libro fue presentado anoche y no hoy por la mañana. ¿Por qué? Porque la intención era aparecer en las ediciones matutinas de las cadenas estadounidenses y, simultáneamente, en las publicaciones noticiosas vespertinas en Europa, o sea, se nota bien el estilo de las agencias publicitarias occidentales", dijo Anatoli Nogovitsin, jefe adjunto del Estado Mayor ruso.

Señaló que el "vistoso libro acompañado de un CD con datos de video y de audio no contiene ningún documento nuevo". "Ni siquiera incluye imágenes de las columnas de blindados rusos captadas la noche del 7 de agosto. Simplemente porque tales imágenes no existen en la naturaleza", declaró.

El general Anatoli Nogovitsin negó que Rusia tuviera planes de invadir Tbilisi, capital de Georgia, durante la guerra de agosto de 2008 en el Cáucaso. "No existían tales planes y las tareas que cumplió el Ejército fueron encomendadas por el presidente ruso, Dmitri Medvédev, durante su alocución al pueblo de Rusia y a la comunidad internacional", afirmó Nogovitsin.

Señaló que la operación militar que lanzó Rusia en agosto de 2008 tenía como objetivo imponer la paz a Georgia: "Por lo demás, no hubo ningunos planes de tomar Tbilisi ni otros poblados", aseguró el general.


Nogovitsin desmintió las declaraciones del presidente georgiano Mijaíl Saakashvili, quien había afirmado que el avance de las tropas rusas fue detenido después que EEUU pusiera en estado de alerta a sus unidades militares:
"Ni mucho menos porque, si tomamos en cuenta la distancia que separaba a las tropas rusas de Tbilisi, ningún estado de alerta podría impedir ese avance y era una tarea realizable", manifestó el Jefe adjunto del Estado Mayor ruso.

Según datos de la Fiscalía General de Rusia, fue confirmada de modo documental la muerte de 162 civiles y 67 militares rusos, 255 personas recibieron heridas. En total, más de cinco mil personas quedaron afectadas por el conflicto. Georgia perdió unos 300 civiles y unos 200 militares y policías, según datos oficiales.

Raúl Fajardo, corresponsal de guerra mexicano de la casa productora Agave producciones, rodó el documental "Osetia: crónica de un genocidio y libertad" que denuncia el genocidio perpetrado contra el pueblo de Osetia del Sur y la manipulación deliberada de la información en la prensa mundial a fin de ocultar las intenciones del gobierno de Georgia: arrasar con la población oseta.

Estimado público:

Me complace mucho presentarles al prestigioso periodista mexicano, Raúl Fajardo, hombre de gran valor y densidad humana, quien tuvo la oportunidad de visitar Tsjinval, capital de Osetia del Sur, después de los trágicos acontecimientos que tuvieron lugar en esta sufrida tierra y los que lo motivaron a rodar la película o documental denominado "Osetia: crónica de un genocidio y libertad".

¡Buenos días señor Fajardo!

¡Muy buenos días!

Muchas gracias por la invitación y saludos a tu público

Coméntenos cómo es que surge la idea de rodar este documental

Bueno, en realidad ejerzo mi especialidad en las zonas de conflicto, soy corresponsal de guerra, he estado en Afganistán, Iraq, Chechenia, y en esta ocasión, lamentablemente mi profesión me llevó a esta región. El interés de nosotros en Agaveproducciones fue hacer un documental con una perspectiva humana, por que no decirlo así, desde el punto de vista de un mexicano para contar esta historia, para llegar al fondo, a la verdad de estos hechos con nuestra propia óptica, desde nuestra idiosincrasia para no depender en la información que podemos proporcionar a nuestra gente únicamente de lo que nos puedan presentar las agencias internacionales.

Bien, nos podría comentar ¿cuáles son sus impresiones sobre Tsjinval luego de haber entablado contacto con sus habitantes?

Desde mi llegada a Osetia del Sur quedé gratamente impresionado por la belleza de sus paisajes, las montañas nevadas que cubren sus bosques; por sus jardines y huertos. Es realmente un edén en la Tierra, es una tierra muy generosa igual que su gente. Lamentablemente encontré Tsjinval destrozado, destruido tras los bombardeos, prácticamente toda la ciudad fue bombardeada, encontré escuelas, hospitales, encontré la misma universidad y el edificio del parlamento prácticamente arrasados, muchas casas, muchos edificios habitacionales quemados hasta sus cimientos. Fue una tristeza encontrarme con un panorama desolador, las imágenes parecían proceder de una película de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, me fascinó la fuerza, el carácter, la entereza de sus habitantes que a pesar de su tragedia nos recibieron con mucho interés, incluso preocupados por nuestra seguridad y por darnos todo el apoyo a veces quitándose de la boca el pan para hacer honor a esta tradición que tienen en el Cáucaso de recibir con todo a la gente que los visita.

Dentro del contexto de su respuesta me gustaría saber ¿cuál es su opinión sobre la decisión de Rusia de enviar tropas para imponer la paz en la república?

Bueno, fue una decisión que en su momento tal vez fue poco entendida o comprendida por la comunidad internacional a partir de cierta desinformación. Sin embargo, a pasado un año y hemos visto que para el pueblo de Osetia esto significó simple y llanamente la posibilidad de sobrevivir a un ataque que yo considero llevaba intenciones claramente genocidas. La participación de Rusia además se destacó si lo vemos en el contexto mundial por haber realizado una acción militar muy limpia, es decir, se lograron los objetivos buscados: el restablecimiento de la paz en la región en un plazo muy breve con un mínimo de bajas y comparado con la tragedia que son las guerras empantanadas en Iraq, por ejemplo, o en Afganistán donde también me tocó presenciar la desgracia que la guerra trae a la vida de la gente, comparado con esto digo, pues realmente fue un éxito. Considero yo, la participación de Rusia en este conflicto significó, como digo, lo más importante: el salvaguardar la vida de los osetas, de los mismos ciudadanos rusos que habitan en la región.

Según su respuesta se puede deducir que las acciones de las tropas rusas durante el conflicto fueron positivas o ¿me equivoco?

R.- A juzgar por todos los testimonios que logré recopilar entre la población civil, los jóvenes militares rusos no sólo son considerados como héroes en Osetia por su valor y destreza militar mostrados en combate, también se les reconoce por el apoyo dado a la población civil en desgracia, por salvar vidas al garantizar corredores seguros para salir de las zonas de conflicto, ayudar en el rescate de víctimas de los bombardeos atrapados bajo los escombros. Yo destacaría especialmente el sacrificio de los jóvenes rusos miembros de las Fuerzas de Paz, de los llamados "Cascos Azules", que por mandato de la ONU cumplían su deber en Osetia cuando empezó el ataque. Muchos de ellos cayeron víctimas de la traición, por cumplir con su deber de preservar la paz.

¿Comparte la opinión de que más que una agresión fue un verdadero genocidio perpetrado contra el pueblo oseta?

R.- El pueblo de Osetia hace muchos siglos atrás extendió sus dominios e influencia prácticamente por toda Europa, hasta Inglaterra, es de hecho considerado origen de muchas culturas y civilizaciones, pero hoy es uno de los pueblos más diezmados por las guerras, represiones y diásporas sufridas a lo largo de toda su historia. En Osetia del sur se cuentan apenas por miles. Por eso Osetia sufre mucho la muerte de cada uno de sus hijos, y su fondo genético fácilmente podría perderse. Casi la totalidad de víctimas en Osetia eran civiles, murieron principalmente niños, mujeres y ancianos. Aún mas, la llamada "Operación Campo Raso" claramente fue dirigida, como su nombre lo indica, no sólo al exterminio físico, sino también a la destrucción de todo vestigio cultural de este pueblo. Con mis propios ojos vi la universidad bombardeada, escuelas destruidas, museos y monumentos arrasados a cañonazos, e incluso vi lapidas en los cementerios con huellas de disparos, Definitivamente creo que de no ser por Rusia y por los bravos combatientes osetos que defendieron su patria, hoy la humanidad lamentaría el genocidio, la pérdida irreversible de un pueblo lleno de historia, de una tradición y cultura excepcionales.

¿Qué opina sobre el actual suministro de armas y material bélico a Georgia por parte de EEUU y otros países?

R.- Como corresponsal de guerra, soy testigo de lo que esto significa para pueblos como Irak, Afganistán, y ahora Osetia, y lamento decir que la guerra es una tragedia para millones de personas en el mundo debido precisamente a que es un extraordinario negocio para unos pocos. Muy especialmente durante la administración del republicano George W. Bush esto fue una realidad en todo el mundo, donde se incentivaron políticas militaristas y hasta podría decirse que se inventaron conflictos y "amenazas" para hipotecar países comprometiéndolos con el suministro masivo de armamento, el establecimiento de bases militares y el desarrollo de doctrinas agresivas para con sus vecinos, siguiendo intereses ajenos a los pueblos de cada región. En mi opinión tal es el caso de la "amistad" entre los gobiernos de Saakashvili y Bush, ambos representantes y beneficiarios de estas políticas militaristas y aventureras. Estoy convencido que aún sin una orden directa de Washington, el sólo hecho de "inundar" Georgia con armamento, equipo y discursos belicistas debería bastar para que Estados Unidos asuma su responsabilidad en el conflicto.

Señor Fajardo, coméntenos por favor ¿cómo cubrieron los acontecimientos de Osetia del Sur en México?

Bien, como todos recordamos el ataque a Tsjinval, a Osetia, fue realizado en la madrugada del 7 al 8 de agosto. Intencionadamente Saakashvili dio la orden en esa fecha, planeó este ataque para esa fecha, para que coincidiera como ahora sabemos con la inauguración de los Juegos Olímpicos en Beijing (Pekín). En aquel entonces, mientras Tsjinval era bombardeado, en México como en el resto del mundo la atención de la gente estaba puesta en Beijing, en el arranque de los Juegos Olímpicos. Esto hizo que se creara una especie de cortina de humo respecto a los acontecimientos de la región y muy poca gente se enteró de lo que estaba sucediendo en el Cáucaso hasta un par de días después, precisamente coincidiendo con la intervención de Rusia en el conflicto lo cual generó cierta desinformación y creó la percepción errónea de que Rusia era el agresor. Los grandes medios masivos de comunicación en México, pues, creo yo, mis colegas fueron siguiendo la información proveniente de las grandes agencias y sin darle el seguimiento debido por no contar con corresponsales en el lugar. Afortunadamente esta tendencia, a mi parecer y de acuerdo con lo que he platicado con amigos y colegas, ha ido revirtiéndose y cada vez más hay claridad tanto entre los profesionales de la comunicación como entre el público interesado en lo que en realidad sucedió, en el engaño de Saakashvili, en este uso intencionado de la fecha del 8 de agosto para cubrir con los Juegos Olímpicos su agresión, y creo que eso es un gran paso pero es una tarea que todavía queda por delante y al final de cuentas la historia será conocida, será develada en su totalidad. El trabajo que hicimos es una pequeña aportación, un granito de arena a esta labor de documentación de los hechos de la historia.

¿Cuál es la opinión sobre el contenido de la película en su país?

R.- México, su pueblo y su gobierno tradicionalmente hemos apoyado la resolución pacífica de los conflictos, por la vía del dialogo y bajo marcos establecidos por la comunidad Internacional. Definitivamente como pueblo creemos y abogamos por la paz. Al mismo tiempo, México es un país de mucha tradición y apego a los valores heredados por nuestros antepasados, tal como se muestra al pueblo oseto en nuestro documental. Es por ello que en los diferentes círculos donde se ha presentado nuestro trabajo (tales como universidades, centros culturales, grupos de análisis y discusión política, etc.) ha sido recibido con interés y gran solidaridad para con las víctimas de este conflicto. Una versión abreviada que presentamos en uno de los principales noticieros de la TV mexicana recibió excelentes comentarios del público televidente y de los mismos colegas periodistas.

¿Cuál fue la reacción de los periodistas al ver su película?

R.- La reacción ha sido muy positiva y ha despertado interés en muchos colegas por documentarse mejor respecto a la región, su historia y actualidad. En primera instancia se reconoce el valor testimonial de este trabajo, pues esta realizado prácticamente sólo a partir de la libre opinión de los entrevistados en el lugar de los hechos, en las mismas calles de Osetia y Abjasia, con personas de todo nivel, de distintas esferas, desde académicos hasta amas de casa, simples ciudadanos, periodistas y actores políticos del conflicto. Hasta donde sé, es el único trabajo de este calibre producido por mexicanos, por ello se reconoce el esfuerzo y logro que significa tener un trabajo que pretende ver los hechos con nuestros propios ojos, sin la distorsión de intereses o idiosincrasias ajenas. En Estados Unidos también fue visto con interés, considerándolo un trabajo objetivo por provenir de un país neutral en el conflicto.

¿Corrieron algún peligro durante la filmación de la película?

R.- En realidad el documental reflexiona más sobre las consecuencias de la guerra que sobre la guerra misma. Estuvimos grabando durante el mes de septiembre principalmente, recogiendo testimonios del conflicto, pero afortunadamente ya lo peor había pasado. Durante varias noches de nuestra estadía pudimos oír disparos y explosiones relativamente cerca, pero la verdad es que la población de Osetia nos procuró en todo momento, y vimos como cada persona se preocupaba de nuestra seguridad y comodidad y la de cualquier visitante, siguiendo las ricas tradiciones del Cáucaso, olvidándose incluso de su propia desgracia y necesidades.

¿Cómo ve la situación en Osetia del Sur y Abjasia? ¿Cree que surja un nuevo conflicto?

R.-He seguido de cerca el desarrollo de los acontecimientos en estas dos Repúblicas y en general en todo el Cáucaso, así como en los distintos foros e instancias internacionales involucrados. Me parece que la opinión pública internacional poco a poco se ha dado cuenta de la verdad de las cosas, cada vez más gente está consciente del engaño que pretendió realizar Saakashvili con su ataque a traición y su guerra mediática. Incluso en Georgia misma ha crecido la oposición a Saakashvili. Con el cambio de administración en Estados Unidos hay la esperanza de una política internacional más racional, ya no basada en caprichos y mezquinos intereses de unos cuantos señores de la guerra enquistados en Washington, sino en el interés superior del mismo pueblo norteamericano, de Rusia, de los pueblos del Cáucaso y de toda la humanidad, que es la paz y la solidaridad entre los pueblos, alcanzable a través de la solución pacífica y negociada de cualquier conflicto.

Tanto Osetia como Abjasia han dado muestras de su capacidad para llevar adelante sus respectivos proyectos como naciones democráticas y pacíficas, y todo lo que piden es el reconocimiento de la comunidad internacional de lo que es un hecho: su existencia como Estados soberanos y su derecho a la autodeterminación. Aún se escuchan algunas voces obcecadas en Estados Unidos y Europa, y sin duda veo recelo, incluso desconfianza y cierto reproche por parte de quienes fueron las verdaderas víctimas de esta tragedia en Osetia y Abjasia, pero confió en que habrá paz. Pero la única garantía está en la activa observación y participación de todos y cada uno de los países de la Comunidad Internacional, de todos y cada uno de nosotros, quienes no queremos ver ni una guerra más basada en la ambición de unos cuantos.

Entrevistó: Ricardo Zedano