La Casa Europa

La Casa Europa

PIE: victoria comunista en Moldavia

Moción del Partido de la Izquierda Europea (European Left) sobre la situación postelectoral en la República de Moldavia

La izquierda europea reconoce con placer que en las elecciones parlamentarias generales del pasado 5 de abril, el partido de los comunistas ganó con una victoria impresionante de 60 escaños sobre los 101 del futuro parlamento moldavo.
La victoria muestra el apoyo popular a las fuerzas políticas de la izquierda europea, que gobiernan promoviendo políticas progresistas orientadas socialmente.
Las elecciones parlamentarias se desarrollaron democráticamente, en correspondencia a los estándares internacionales, según los observadores internacionales de la OSCE, PASO y diversos países europeos.
Al mismo tiempo, las fuerzas políticas de extrema derecha y las fuerzas que se aliaban a una línea política neo-liberal en el país actuaban según sus intereses, saboteando los resultados de las elecciones e incluso rechazando la opinión de la comunidad internacional. El hecho revela la cara real de esos políticos de extrema derecha y su actitud hacia la democracia y la voluntad popular.
El partido de la izquierda europea condena claramente la violencia y el ataque contra la democracia moldava. Rechazamos la tentativa de las fuerzas políticas de extrema derecha de realizar un golpe de estado, así como la destrucción de los símbolos del estado de Moldavia.
Creemos que los partidos anticomunistas neoliberales han mostrado su incapacidad para reconocer su derrota, violando el consenso democrático de la sociedad moldava.
La izquierda europea subraya que cualquier justificación de las acciones violentas aumenta las tensiones en la sociedad y, por ello, invita a los partidos políticos a exhibir madurez y respeto a la opción política de los pueblos.
La izquierda europea se congratula por la posición de los funcionarios moldavos de policía, por no utilizar la fuerza contra los manifestantes, y considera que debido a esta postura se evitó la pérdida de muchas vidas.
La izquierda europea también hace hincapié en la implicación externa de las acciones violentas contra los resultados de las elecciones libres en Moldavia.
El comportamiento de las autoridades oficiales rumanas, enfrentándose a la identidad moldava, a su soberanía y a la independencia de la República de Moldavia, se consideran inaceptables e incompatibles con los valores europeos.
La izquierda europea invita a las instituciones europeas a prestar una atención creciente a la aplicación de relaciones bilaterales entre Moldavia y Rumania para superar la actual situación.
Además, la izquierda europea pide que el consejo de la UE, la Comisión y el Parlamento Europeo expresen su actitud de solidaridad con los ciudadanos moldavos y apoyen el desarrollo democrático y las aspiraciones europeas de la sociedad moldava.


Consejo de dirección del PIE (EL, PGE, PEU).


Archivo