La Casa Europa

La Casa Europa

¿Armas etnogenéticas?

Científico ruso descarta la creación de un arma etnogenética (¡!)

Moscú. La posibilidad de crear un arma "etnogenética" destinada a exterminar únicamente una etnia determinada es una misión imposible, afirmó recientemente el Director del Instituto de Genética de Rusia, Nikolai Yankovski.


En reiteradas ocasiones, militares y científicos han anunciado que mediante agentes biológicos es posible crear un arma etnogenética contra una etnia determinada que al mismo tiempo, será inofensiva para otras etnias.


Al respecto de la creación de armas raciales, en algunos medios de prensa circulan versiones de que científicos israelíes ya estudian la posibilidad de sostener una guerra etnogenética contra los palestinos.


Pero Yankovski y sus colaboradores que desde hace varios años estudian las características genéticas de diversas etnias, considera que la capacidad del arma para distinguir entre una y otra etnia debe basarse en el estudio de las diferencias genéticas y esas diferencias genéticas no son absolutamente exclusivas.


"Hemos logrado encontrar particularidades propias de una determinada etnia. Sin embargo, estas particularidades también se presentan en un porcentaje muy bajo en otra etnia", indicó Yankovski.


Explicó que si alguna particularidad genética se observa a menudo en una comunidad étnica, ésa particularidad puede encontrarse de "‘manera muy rara en etnias vecinas'.


Investigaciones científicas aseguran que el parentesco genético de los pueblos de Europa está más condicionado a su vecindad geográfica que a la similitud o raíces comunes de las lenguas que hablan.


"Por ejemplo, por algunos indicios genéticos, los croatas eslavos son más cercanos a los italianos que a los rusos eslavos. Los eslovacos eslavos tienen más afinidades con los austriacos que con los rusos", destacó el científico.


Las investigaciones sociológicas realizadas en Moscú evidencian que los descendientes provenientes de matrimonios mixtos en la mayoría de los casos consideran que pertenecen a la nacionalidad predominante de esa zona.


"De este modo, pertenecer a una nacionalidad, a una etnia, es más que todo factor cultural que genético", considerada Yankovski.


Según el científico, los pueblos que viven cerca el uno del otro genéticamente se diferencian muy poco, valga como ejemplo, los rusos y tártaros que poco se diferencian respecto de sus genes europeos y asiáticos adquiridos de sus madres. Si los rusos tienen 90% de genes europeos por nacimiento; los tártaros, 85%.


"En la actualidad no existe tecnología para crear un arma que pueda exterminar una etnia determinada. Si algún día esa arma se lograre fabricar, aniquilaría un porcentaje insignificante de personas pertenecientes a una misma etnia. Si aumenta el diapasón de particularidades genéticas del arma, entonces las poblaciones vecinas pueden correr el riesgo de ser destruidas", concluyó el director.




Archivo