La Casa Europa

La Casa Europa

Multas y justicia por allí y arbitrariedad por acá


Cuando a un obrero le ponen una multa le pueden joder el salario de una semana o más, y sin tratarse de nada grave. Que quien la haga la pague, en justicia y proporcionalidad, está por todos -o casi- asumido por norma. Pero la proporcionalidad en la justicia es aquí tan preocupante como los diez guardias civiles imputados por torturar -hasta la hospitalización- a los acusados hoy en el banquillo de haber puesto el explosivo en Madrid, y de no haber avisado por los megáfonos para que desalojaran la terminal.
Como los muchos más que denuncia AI y que, ¡ay!, callan ahí.

Hoy mismo, la ejemplar sentencia:

L'Audiència de Barcelona ha condemnat l'ex-pres anarquista Amadeu Casellas i la seva companya a tres anys de presó per intentar introduir heroïna en un 'vis a vis' a la presó de Quatre Camins. Segons la sentència, el tribunal considera provats els fets, que van tenir lloc el 6 d'abril de 2008, quan l'acusada va demanar de veure el seu marit i, davant de l'escorcoll i les plaques a l'hospital que volien fer-li els mossos, va entregar-los les dues paperines d'heroïna que volia passar a Casellas. L'entrega de droga, doncs, va ser frustrada, però el jutge de la secció novena de l'Audiència entén que la dona 'va ser convençuda' per Casellas per transferir-li la droga que duia amagada dins el cos.

Casellas va sortir de la presó fa dos mesos, després de passar empresonat més de vint-i-cinc anys i de fer tres vagues de fam amb les quals reclamava beneficis penitenciaris. Ara aquesta sentència condemna Casellas i la seva companya a tres anys de presó i també a pagar una multa de 2.400 euros.

Altre cas normal, a la justícia espanyola:

Els veïns de Barakaldo Sendoa Jurado, Unai Frías, Jon Villanueva i Asier Gómez van recuperar ahir la llibertat. Els quatre joves havien estat jutjats al març amb una petició fiscal de 33 anys de presó per cap, que amb prou feines tenia precedents donat que se'ls imputava únicament un atac a un caixer. L'excarceració per ordre del tribunal, per tant, es deuria que «hagin estat absolts o bé a que la pena imposada s'hagi reduït i aquests ja l'hagin complert en el període en què han estat en presó provisional», segons va informar el moviment pro-amnistia en un comunicat.

La representant del Ministeri Públic va sustentar la seva petició en que «va existir un perill abstracte per a una multitud de veïns», en referència als residents de l'immoble en el qual se situava el caixer incendiat.

A la vista oral també van prestar declaració diversos pèrits, entre els quals hi havia dos bombers experimentats. Van explicar que el foc només va durar quatre segons, com s'observa en les càmeres de seguretat. Res d'això va fer canviar la petició fiscal.

Durant els dies que es va perllongar el judici, els acusats van negar haver participat en la crema d'un caixer automàtic al febrer de 2008 a Barakaldo. Els joves van argumentar que aquella nit es trobaven en els carnavals de Santutxu. La defensa va aportar fotografies dels seus defensats en les esmentades festes, i va demanar per tant la lliure absolució dels quatre barakaldarras.

Els advocats defensors també van recriminar a la Fiscalia espanyola que durant la vista oral no s'aclarís «quina era l'organització terrorista a la qual presumptament pertanyen» els quatre joves del citat municipi biscaí.

Per tot això, els advocats defensors van titllar de "sorprenent" la petició de 33 anys de presó, i van concloure que el dubte és «més que raonable».

Avui, diaris seriosos de la dreta monàrquica comenten els escarafalls del món assenyat sobre la situació del TC espanyol, com si no fós normal i d'acord amb la resta de la proporcionalitat i democràcia judicial en l'exemplar cosa -digues-li Esapanda- transicionada dels fatxapardos!


Alguns exemples quasi democràtics:

Cuanto más tienes, más pagas. Este principio distributivo de la riqueza que suele determinar la política de impuestos de un país, se usa en Finlandia para el pago de las multas de tráfico.

La tesis del Gabinete que preside Tarja Halonen es que el castigo realmente duela y donde puede hacer daño una multa es en el bolsillo. Por lo tanto, la gravedad de la sanción viene determinada no solamente por la infracción cometida, sino también por las ganancias de ese año del infractor. El asunto es ahora noticia porque se ha llegado al récord en el escarmiento. Así, Jussi Salonoja, el heredero de un imperio familiar cuya fortuna proviene de la fabricación de salchichas, deberá pagar 170.000 euros por conducir su automóvil a 80 kilómetros por hora en una zona donde el máximo permitido era de 40. La policía de Helsinki llegó a esta cifra, confirmada ahora, después de revisar su declaración de ingresos del año 2002, en la que el joven aseguró que había ganado 11 millones de euros en un año.

Un millonario finlandés ha sido multado con 111.888 euros por exceso de velocidad, al ser sorprendido por la Policía cuando conducía a 82 kilómetros por hora en una zona limitada a 60 en la localidad de Siilinjärvi, en el centro de Finlandia, informa el diario Savon Sanomat. El infractor es un hombre de negocios llamado Jari Bär cuyos ingresos en 2007 fueron de casi 570.000 euros mensuales.

Sin embargo, si Bär hubiese conducido su automóvil a 80 kilómetros por hora en lugar de a 82, la infracción no hubiese sido considerada grave y la multa hubiera ascendido a tan sólo 115 euros.

Salonoja ocupará el primer lugar, por ahora, en la clasificación de los que más han pagado por su ímpetu al volante y desbanca, además de largo, a quien hasta ahora estaba al frente de los infractores, que no era otro que el director general de Nokia, el gigante de las comunicaciones, Ansi Vankoji, de 44 años, quien en el 2002 se vio obligado a abonar 122.500 euros por su mala cabeza y pilotar su moto Harley Davidson a 75 kilómetros por hora en un lugar donde no se debían rebasar los 50 km/h.

El criterio finlandés no es único: se está extendido en los países escandinavos. Así, en Noruega la política es similar. Por ejemplo, un importador de coches fue detenido mientras conducía su Rolls Royce en Oslo después de cenar en un restaurante de lujo. Fue multado con 25.000 euros por conducir bebido. El infractor reconoció que bebió vino durante la comida, pero juró que no estaba borracho.

En Suecia pasa otro tanto, e incluso más. Una de las infracciones más graves es conducir bajo los efectos del alcohol, con un límite realmente bajo, que equivale a poco más de ingerir una copa de vino. En los casos más graves, se puede llegar a sentenciar con dos años de prisión. Si se dicta un arresto domiciliario, se le coloca al transgresor un brazalete electrónico para controlar sus movimientos.

Paradójicamente, la única esperanza para atenuar el castigo que le queda a Jussi Salonoja, el rico heredero del imperio salchichero de 27 años, es ganar este año menos dinero. Si sus ingresos menguan, quizás podrá rebajar su multa en algunos miles de euros.

Y a can Guillem Tell: Un millonario suizo ha logrado batir todos los récords de las multas de tráfico de su país al ser sancionado con 290.000 dólares (202.415 euros) por un juez. La locura al volante que ha merecido semejante condena no fue saltarse un semáforo en un Hyundai azul sino fue un exceso de velocidad en su Ferrari Testarossa rojo.

Le pillaron volando a 137 kilómetros por hora en un pueblecito suizo, según informa la BBC. La penalización en Suiza es democrática y no depende de un baremo de velocidad -tantos euros según los kilómetros por hora de exceso- sino de la riqueza (o pobreza) del infractor. Así, la sanción se ha calculado tras valorar las posesiones del conductor, cuyo nombre no se ha hecho público, en casi 23 millones de dólares (15.844.210 euros). Además, era reincidente, lo que aumenta la sanción.
Los más de 202.000 euros que tendrá que pagar es más del doble del récord precedente en Suiza en una multa de velocidad, impuesta al conductor de un Porsche en Zúrich en 2008. El conductor fue cazado a 57 kilómetros por hora por encima del límite, según la sentencia de la corte cantonal de St Gallen, al este de Suiza: "El acusado ignoró las más elementales reglas de tráfico con su potente vehículo", subraya el juzgado en su sentencia. Los medios suizos sostienen que el hombre es dueño de una magnífica villa y cinco coches de lujo, incluido el cuerpo del delito.


España, modelo de... (añadir la estupidez y pegar en la pegatina).


Archivo