La Casa Europa

La Casa Europa

Tailándia: Ni derechas ni izquierdas, plutocrácia teocrática


Tailandia es el único país del sureste asiático que nunca ha sido colonizado por una potencia europea. La razón principal es que Tailandia ha contado con una dinastía sacralizada que ha sabido utilizar los intereses imperialistas -británicos, franceses y ahora EEUU- en la región para su beneficio ("Ana y el Rey", con la Jodie Foster, o su versión anterior con Yul Brinner). El 95% de la población sigue el budismo theravada, y existen tres clases sociales: Los clanes en el poder, dueños del capital y la tierra; el resto del pueblo, jornaleros, obreros y pequeños propietarios o artesanos, y los monjes budistas, que adoctrinan en la resignación al karma y se nutren del mantenimiento del orden "sagrado" establecido y la defensa a ultranza de la monarquía y los clanes dominantes. No hay Derecha frente a Izquierda, sino un intento del sionismo y EEUU, que financian a Thaksin Shinawatra y a sus camisas rojas enfrente a los camisas amarillas ("azafrán", color de las túnicas budistas theravadas), por dominar libremente un país estratégico, por sus riquezas, por su ubicación y por la sumisión supersticiosa de su pueblo al monarca de Siam.
Ver los lazos de Shinawatra con el Carlyle Group (Private Equity ), David Rubinstein, los Bush, Jimmy Carter y otros:

Carlyle Group, David Rubinstein, Shinawatra y sus fascistas camisas rojas
http://lacasaeuropa.blogspot.com/2010/04/carlyle-group-david-rubinstein.html

Thaksin Shinawatra, el "Berlusconi asiático"

El depuesto primer ministro Thaksin Shinawatra, a quien en Tailandia llaman el "Berlusconi asiático", "magnate", "populista" o "autócrata", es quien mueve los hilos de los 100.000 manifestantes que exigen en Bangkok elecciones.

El prófugo Shinawatra combate desde el exilio, ya no por recuperar el poder, sino por salvar su fortuna y archivar los numerosos procesos judiciales abiertos contra su familia y él por diferentes delitos de corrupción. Con su nombramiento como jefe del Gobierno en enero del 2001, coronó aquella meteórica carrera política a la que se lanzó después de que su imperio de telecomunicaciones le convirtiera en uno de los hombres más acaudalados del país.

El multimillonario fundador del partido de corte nacionalista "Thai Rak Thai" (Tailandeses Aman lo Tailandés) nació el 26 julio de 1949 en la norteña provincia de Chiang Mai, en el seno de una rica familia de comerciantes de seda. Se graduó como policía en 1973 y dos años más tarde se licenció en Criminología por la Universidad de Kentucky (EEUU). Tras su reincorporación a la Policía, Shinawatra compatibilizó la docencia en la Academia General del cuerpo con diferentes cargos, entre ellos, el de jefe de escoltas de ministros y subdirector del Departamento de Inteligencia.

En 1987, con 33 años y rango de comandante, abandonó la carrera para dirigir, con su esposa Pojaman, un lucrativo negocio de distribución y alquiler de ordenadores a departamentos gubernamentales, entre estos el de la Policía. Su empresa, Shinawatra Computer Company, creció rápidamente con ayuda de los contratos firmados con el Gobierno y los monopolios de telefonía móvil, televisión por cable y, más tarde, satélites de comunicaciones.

Inició la carrera política en 1994 con la cartera de Asuntos Exteriores, cargo que permutó al año siguiente por el de viceprimer ministro del Gobierno de coalición encabezado por Banharn Silapa-archa. Ese mismo año recibió su primer revés político al incumplir la promesa hecha a los habitantes de Bangkok de resolver en "seis meses" el caótico tráfico de la capital, lo que supuso para el Palang Dharma (Moral Budista), el partido que entonces lideraba, la pérdida de casi todo el apoyo popular.

En 1997, Shinawatra fue nombrado de nuevo viceprimer ministro del Gobierno de coalición capitaneado por Chavalit Yongchaiyud, a quien un amplio sector de la sociedad culpa de la severa crisis financiera que estalló a mediados de ese mismo año. El desastre económico forzó la caída del Gobierno y Shinawatra dejó el cargo.

Tras unos años en la oposición, volvió a saborear el poder en enero de 2001, al ganar las elecciones con su nueva formación, "Thai Rak Thai", pese a que unos meses antes fue acusado de corrupción por el Comité Anticorrupción. Gobernó su primer mandato con fuerte respaldo popular, pese algunas políticas, su campaña contra el tráfico de drogas (2003), que dejó 2.500 muertos en apenas tres meses, y las denuncias de que manejaba el país como si fuese una de sus empresas. También recibió duras críticas por el resurgimiento del conflicto separatista musulmán en el sur (2004), pero, no obstante, renovó su mandato en 2005.

Desde entonces, Shinawatra trata de recuperar el poder perdido, pero se ha encontrado con una oposición más firme que cuando él gobernaba y tenía aliados en todas las esferas de la Administración. Sus aliados ganaron las elecciones de 2007 y restablecieron la democracia, pero no duraron un año y los últimos cuatro meses ni siquiera pudieron entrar en la sede del Gobierno porque el recinto exterior estaba tomado por una protesta antigubernamental.

En octubre de 2008, Shinawatra fue condenado en rebeldía a dos años de prisión por un delito de fraude al Estado en la operación de compraventa de una propiedad de su mujer. Otra división del Supremo le declaró culpable en febrero de usar el cargo para enriquecerse, de ocultar bienes y de causar al Estado daños por valor de 60.000 millones de bat (1.815 millones de dólares o 1.335 millones de euros). Se ordenó confiscar 1.391 millones de dólares (1.024 millones de euros) de los 2.315 millones de dólares (1.703 millones de euros) del ex mandatario inmovilizados por el Estado.

http://www.rtve.es/noticias/20100315/thaksin-shinawatra-berlusconi-asiatico-mano-detras-protestas/323694.shtml

Botín recuperado por el Estado

El interventor general de Tailandia, Pongpanu Svetarundra, señaló a los periodistas que el total transferido el 30 de abril asciende a unos 49.000 millones de bat (1.513 millones de dólares o 1.142 millones de euros) provenientes de 32 cuentas que la familia Shinawatra tenía en seis sociedades comerciales. Svetarundra explicó que faltan unos 163 millones de bat (5 millones de dólares o 3,8 millones de euros) por ser transferidos al Ministerio de Finanzas que se encuentran en tres fondos de inversión y la operación no se completará hasta dentro de dos meses.

El 26 de febrero, el Supremo halló a Shinawatra culpable de abuso de poder, ocultación de bienes y causar al Estado pérdidas valoradas en 80.000 millones de bat (2.471 millones de dólares o 1.866 millones de euros). La magistratura ordenó después confiscar 46.300 millones de bat de los 76.622 millones de bat (2.365 millones de dólares o 1.788 millones de euros) del ex mandatario, inmovilizados por el Estado desde que la asonada que lo depuso en 2006. Por su parte, los manifestantes conocidos por 'camisas rojas' continuaron hoy ocupando el centro comercial de Bangkok, a pesar de la advertencia del primer ministro tailandés, Abhisit Vejjajiva, de que serían desalojados de su feudo capitalino.

La ocupación de esa zona de Bangkok, de una extensión próxima a los tres kilómetros cuadrados, afecta a cerca de media decena de hoteles de cinco estrellas, algunos de los más modernos centros comerciales, edificios de oficinas de empresas locales e internacionales y comercios de todo tipo.

Los camisas rojas, agrupados en la plataforma Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, exigen la disolución inmediata del Parlamento y se manifiestan a diario desde hace mes y medio. Al menos 27 personas han muerto -los últimos dos policías el sábado 6 de mayo- y casi 1.000 han resultado heridas en los enfrentamientos de manifestantes con cuerpos de seguridad y en los atentados explosivos que han tenido lugar desde que arrancaron las protestas con una concentración de 100.000 personas en Bangkok, el 14 de marzo.

El primer ministro tailandés, del Partido Demócrata, admitió el domingo que entre la población de la capital aumentaba el descontento motivado por la falta de acción de su Gobierno, aunque descartó declarar la ley marcial por tratarse de un 'instrumento innecesario. Bangkok y áreas limítrofes se encuentran bajo el estado de excepción desde el 7 de abril.

http://noticias.terra.es/2010/mundo/0503/actualidad/el-gobierno-tailandes-recibe-miles-de-millones-incautados-al-ex-primer-ministro-shinawatra.aspx

Esfuman nuevas muertes esperanzas de reconciliación en Tailandia

La muerte de dos policías revivió la tensión en Tailandia, parcialmente disipada tras una semana marcada por una propuesta de reconciliación nacional para acabar con ocho semanas de protestas antigubernamentales, reporta Prensa Latina.

El primer policía murió cuando su posta, cerca del feudo opositor de Ratchaprasong, fue atacada con una granada, en tanto el otro cayó víctima de disparos anónimos en el distrito comercial de Silom.

El movimiento opositor Camisas Rojas negó estar involucrado en los ataques y ratificó su disposición a sumarse a la llamada Hoja de Ruta, rechazada empero por la elite oficialista Camisas Amarillas.

"Al parecer hay quienes quieren que las protestas sigan", estimó el vocero gubernamental Panitan Wattanayagorn, aunque sin acusar a nadie de las agresiones que dejaron además 13 heridos.

Ambos bandos descartan que este incidente afecte la negociación, pero saben que el hecho desestabiliza aún más a Bangkok, donde las protestas dejaron 29 muertos, mil heridos y millonarias pérdidas económicas.

Tanto Ratchaprasong como Silom se encuentran en estado de sitio desde que los Camisas Rojas los ocuparon hace varias semanas para reclamar la renuncia del primer ministro, Abhisiti Vejjajiva, la disolución del Parlamento y la convocatoria de nuevas elecciones.

A mediados de semana, el acosado Abhisit propuso unas elecciones anticipadas el próximo 14 de noviembre si terminaban las protestas y la monarquía era mantenida al margen de todo cuestionamiento.

Los Camisas Rojas aceptaron la propuesta, pero se negaron a salir de su bastión, como exige Abhisit, hasta que el gobernante fije una fecha exacta para la disolución del Parlamento.

Según la Constitución, la disolución del órgano legislativo debe realizarse de 45 a 60 días previos a los comicios, o sea, en septiembre, pero los opositores quieren la palabra de Abhisit.

El pacto parecía complacer a todos, pero los Camisas Amarillas, la poderosa elite pro monárquica y oficialista en teoría, tildan al primer ministro de blando, exigen su renuncia y que anule las elecciones anticipadas.

Los Camisas Rojas, en su mayoría campesinos, son partidarios del fugitivo Thaksin Shinawatra, primer ministro depuesto en 2006 por un golpe de Estado fraguado por los Amarillos, quienes hace dos años bloquearon durante una semana el aeropuerto de Bangkok.
http://www.granma.cubaweb.cu/2010/05/09/interna/artic17.html

Etiquetes de comentaris: ,



Archivo