La Casa Europa

La Casa Europa

"¡Pueblos europeos, unámonos!"


"La común aceptación de la austeridad fiscal ha ido más allá de lo perverso. Es como si Josef Mengele se hubiera reencarnado en un economista y anduviera trabajando en algún nuevo experimento extravagante para infligir la máxima cantidad de daño al máximo número de personas". Son palabras de Marshall Auerback, analista económico de los EEUU, miembro consejero del Instituto Franklin y Eleanor Roosevelt, en donde colabora con el proyecto de política económica alternativa new deal. 2.0. Y sigue explicando Auerback:

"Los gobiernos de veintiocho países desarrollados actuaron de concierto para hacer bajar el precio del petróleo y salvar la recuperación económica mundial. En estos últimos diez días, los inversores profesionales, los especuladores y los habituales manipuladores compañeros de viaje han logrado torcer el brazo de esos gobiernos, forzando de nuevo un alza en los precios del crudo. A la vista de lo cual, y del terrible frente de datos económicos procedentes últimamente de Europa, mejor harían esos gobiernos en buscar de nuevo una vía para evitar la especulación sobre los precios de los alimentos y de los combustibles: de lo contrario, la Gran Recesión, Segunda Parte, nos aguarda a la vuelta de la esquina".

"¡Ah! ¿Pero de qué nos preocupamos? ¡Si es sólo un bache en el camino! Recortemos un poco más el gasto público –la Seguridad Social parece ser el próximo objetivo-, porque, ni que decir tiene, basta con decir que "tenemos que ser responsables", basta con decir que "no podemos seguir viviendo por encima de nuestras posibilidades", para que se haga el milagro, se restaure la confianza y salgamos del foso en que se encuentra el 95% del mundo. O eso al menos es lo que nuestro presidente (Obama, pero sirven Zapatero, Merkel, Cameron, Sarkozy, Papandreu, Berlusconi, Mas o cualquier otro de la derecha neofascista) no se cansa de repetirnos cuando celebra un "acuerdo" parlamentario sobre la limitación del endeudamiento".

"En realidad concluye Auerback-, los únicos que deberían celebrarlo son los candidatos Republicanos a las próximas elecciones presidenciales, uno de los cuales logrará, muy probablemente, convertir a Obama en presidente de un solo mandato".

Igualmente aplicable a los territorios citados, sólo que, dado el sistema corrupto existente en sus elecciones, será quitar a una banda de ineptos para poner a otra de las mismas familias.
Traducción para www.sinpermiso.info: Casiopea Altisench
http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=4295

"La suerte reservada al pueblo griego se aproxima a la que inflige una dictadura"- afirmaba este fin de semana el director de l'Humanité y diputado del Front de Gauche Patrick Le Hyarick. Poca broma. La crisis sólo hizo que comenzar, la guerra monetaria ni ha concluido ni tiene visos de menguar, máxime cuando Wall Street aprovecha hasta las reservas mundiales puestas en el mercado de crudo para bajar sus precios para especular con ellas y enriquecerse a costa de los consumidores. No hay cuartel. Ni descanso.

Ángela Merkel viaja a Angola, Kenia y Nigeria, del 11 al 14 de julio, con el objetivo claro de obtener su parte de pastel en los recursos mineros y petrolíferos imprescindibles para que la locomotora-apisonadora europea siga atropellando a sus socios europeos y enriqueciénndose a su costa, mientras les compra barato las reliquias que aún no han sido depredadas por sus compañeros de clase.

"Por supuesto -continua Patrick-, el rostro de los verdaderos hombres de hierro está oculto. Alejado del país, un triunvirato compuesto por el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión de Bruselas, actúa e impone sus insoportables dictados. El pago del quinto tramo de 12.000 millones de euros del denominado plan de ayuda está condicionado a un terrible chantaje, a una extorsión a los más pobres, a la venta en subasta del patrimonio del país –puertos, aeropuertos, correos, compañías de electricidad, del petróleo, del gas- que comprarán su duda los grandes grupos europeos".

"Un trabajador o un pensionista que sólo dispone de 680 euros al mes estará en adelante duramente gravado de impuestos y, además, el IVA aumentará y pagará un impuesto sobre el carburante y la calefacción. Los subsidios por desempleo disminuirán, los trabajadores de los servicios públicos tendrán su salario recortado y podrán ser despedidos. Las clases medias pagarán además un impuesto llamado de solidaridad".

"Esta purga va a ser ineficaz y mortífera. Es ya la purga social, impuesta hace poco más de un año, que ha hundido Grecia en el cenagal recesionista actual. Con este nuevo plan de super austeridad, se va a la asfixia general. Vender el patrimonio nacional griego vuelve a quitar al país los instrumentos que podrían permitirle volver a levantarse. Es la compra encubierta del territorio y su puesta bajo tutela por fuerzas extranjeras, contra la soberanía del pueblo griego".

"Grecia se ha convertido en el laboratorio de experimentación de los voraces de las finanzas, antes de que éstos se enfrenten a Portugal, a Irlanda, y luego generalicen su devastación a todos los países europeos con el insoportable texto bautizado como “Pacto por el euro plus” (1)".

"Las amenazas que hace caer sobre los trabajadores, los jóvenes, los pensionistas, este texto, en curso de aprobación en el Parlamento europeo, son demasiado desconocidas. Bajo la apariencia de reducción de déficits, quita todo poder a los ciudadanos de elegir la política que quieren ver puesta en práctica al atribuir a la Comisión de Bruselas el derecho de vigilancia y de imponer sanciones".

"Define de antemano las opciones fundamentales a aplicar sin posibilidad de protestar, especialmente la presión a la baja sobre los salarios, el retroceso de la edad que da derecho a la pensión de jubilación, la privatización de las cajas de pensiones, la destrucción del contrato indefinido en favor de la flexibilidad laboral, la reducción de los servicios públicos".

"Junto a este pacto diabólico, se crea una estructura nueva, “el mecanismo europeo de estabilidad” (MES), que no es otra cosa que un FMI europeo. Los Estado son emplazados a inscribir en su Constitución la prohibición de tener “déficits”. Entendamos por ello que serán obligados a reducir las inversiones sociales y públicas. De esta manera, frente a la contestación cada vez mayor a la Europa del dinero, las fuerzas del capital y sus empleados políticos crean las condiciones para reducir la democracia real y destruir los derechos sociales y humanos".

"Ahora bien, vivir en común en un espacio tan grande como Europa apela a la solidaridad europea, y no al aplastamiento de los pueblos ni a la liquidación de sus bienes nacionales en beneficio de los bancos y de los mercados financieros".

"Lo que sería necesario hacer, es desarrollar los servicios públicos, entre ellos unos servicios públicos a inventar, a crear, para construir una Europa de la justicia social, inseparable de una Europa del medio ambiente. La solidaridad europea supone cambiar el cometido del Banco Central que, sin esperar, debe comprar toda o parte de las deudas de los Estados que lo necesitan, permitirles a continuación refinanciarse con unos tipos de interés muy bajos y a largo plazo para ayudar a las iniciativas de desarrollo humano, social y ecológico. Le quedaría al Banco Central Europeo la posibilidad, para financiar a los Estados, de activar la creación de moneda. Una auditoría pública sobre la naturaleza de las deudas debe ser decidida sin esperar para determinar las causas de las mismas. Los regalos fiscales y sociales, el debilitamiento del crecimiento crean la deuda y no los derechos sociales".

"Son el poder adquisitivo y las inversiones humanas y ecológicas los que sacarán a Europa del atolladero. No las curas de caballo de la Comisión de Bruselas, del FMI y del BCE. La reducción de los créditos asignados a la ayuda alimentaria por la Unión Europea es reveladora de la naturaleza antihumana de las opciones de los dirigentes actuales de la Unión Europea. ¡Ellos encuentran centenares de miles de millones para salvar los bancos, pero consideran que 500 millones de euros para aquellos que pasan hambre, es demasiado!¡Abyecto!"

"Las manifestaciones sindicales y las de los indignados, en la plaza Sintagma, lo vuelven a expresar con fuerza esta semana. A su lado, nos defendemos a nosotros mismo contra el pacto diabólico de las rapaces de las finanzas".

"¡Pueblos europeos, unámonos!"

(1) “le Pacte des rapaces”, de Patrick Le Hyaric, Ediciones de l´Humanité.



Archivo