La Casa Europa

La Casa Europa

La caída del PP rumano, secuencia de una caída en dominó del neoliberalismo fascista europeo



Con dos meses de vida, el último gobierno heredero del golpe fascista contra Ceaucescu cae  al perder una votación de confianza en la ola de administraciones europeas derribadas por las "medidas de austeridad" impuestas desde el PP europeo. Tras el golpe del capitalismo, el 54% de los trabajadores rumanos sobreviven con menos de 300 euros al mes y un 25% con el salario mínimo de 160 €. Actualmente, hay 4,2 millones de trabajadores rumanos, la mitad de los que había en 1989, pues el resto ha emigrado huyendo de la miseria de las privatizacions y la corrupción. En 22 años los precios se han multiplicado por 37.000. Un 86% de los rumanos afirman la superioridad de la educación socialista.

El Gobierno de dos meses del primer ministro Mihai Razvan Ungureanu es la última coalición gobernante neoliberal empeñada en esas medidas de austeridad impuestas por el PP desde Bruselas que cae en la Unión Europea, en medio de disputas en torno a los recortes y los aumentos de impuestos. La derrota se produjo antes de otra votación de confianza en República Checa, cuyo gabinete defensor de los recortes tal vez sobreviva, pero que tendrá serias dificultades -por las peleas internas entre sus partidos y la irritación pública- para poder imponer su golpe de estado oligárquico.

Tras suceder a su antecesor Emil Boc, que renunció en enero después de protestas contra el Gobierno rumano que se tornaron muy violentas, Ungureanu fue derrotado por los votos de 235 diputados, cuatro más de los necesarios para derrocar a su gabinete.

Jose Luis Forneo: De los 3,5 millones de asalariados que trabajan a jornada completa en Rumanía, 1,9 ganan el salario mínimo de la economía. "Romanul saraceste muncind" (el rumano se empobrece trabajando), y los datos reportados por el Instituto Nacional de Estadística (INS) referidos al año pasado así lo confirman: más del 55% de los trabajadores rumanos con contrato de jornada completa ganan menos del salario medio bruto, que era, a finales de 2011, de 1719 ley al mes (unos 400 euros).
Las estadísticas oficiales muestran también que, para los gastos "estrictamente necesarios" se necesitan al menos 1.600 ley al mes.
Por grupos de ingresos, el informe del INS demuestra que el 55% de los rumanos reciben por su trabajo de 8 horas, como mucho, 360 euros brutos, y que sólo un 15% gana más de 710:
-Un 4,9% de los trabajadores ganaban, en 2011, por debajo del salario mínimo de la economía (670 lei brutos, 160 euros).
-El 50,3% ganaron entre 671 y 1.500 lei al mes (entre 160 y 360 euros). -30,9% Entre 1.501 y 3.000 lei (hasta unos 710 euros brutos)
-Un 9,4% ganaron salarios brutos entre 3.001 y 5.000 lei (unos 1.200 euros)
-El 4,5% se meten en el bolsillo salarios brutos superiores a 5.000 ley. Hay que tener en cuenta que los salarios brutos se descontará un 16%, y que los datos incluyen los extras, o sea que la categoría más numerosa, es decir la del 55% que ganan menos de 1.500 ley, sobreviven realmente con, como máximo , 300 euros netos. En cuanto a la distribución de género, el 58,1% de las mujeres estarían incluidas en este grupo, mientras en el caso de los hombres el porcentaje sería del 52,5%.
Sin embargo, el principal problema no es el escaso salario monetario, sino, sobre todo, el saqueo y destrucción de las conquistas sociales de los trabajadores en las últimas dos décadas, que, con la nueva ola neoliberal que sacude Europa, cada día se agrava más.
En 22 años los precios se han multiplicado por 37.000
La brutal subida de los precios en los últimos 22 años, desde el golpe de estado de diciembre de 1989, que impuso a los rumanos un régimen capitalista, y con él la liberalización de los precios (con fecha de 01 de noviembre de 1990), ha sido de 37.000 veces, de dos a diez veces la tasa de inflación, siendo los servicios que más se han encarecido algunos de los más básicos, como el agua, el gas, la calefacción, la electricidad, además de la sanidad o la educación, antes prácticamente gratuitas.
Del top de los diez productos y servicios que más se han encarecido desde 1990-2011 más de la mitad son tarifas del sector público, y el resto del sector privado.
Si la tasa de inflación ha sido del 375.288,6%, las tarifas del agua, canalización y salubridad han crecido en este periodo con un 3.713.336%, es decir, 37.000 veces respecto a los precios de 1990.
Del mismo modo, las tarifas de gas natural y gases líquidos se han multiplicado por encima de 12.000 y 15.000 veces, y los billetes de tren unas 9000.
Ante octubre de 1990, la energía térmica se ha encarecido por 8.500, y la energía eléctrica para 7.000. En general, los precios se han multiplicado en los últimos 20 años por 3 750 veces. La relación entre el PIB y el índice de precios se ha mantenido por debajo de la de 1990 hasta después de 2006, y actualmente es prácticamente la misma (sin tener en cuenta que el mayor porcentaje de este PIB está en manos de una pequeña minoría de ciudadanos, mientras que la mayoría gana menos de 300 euros brutos al mes y que, por otra parte, gran parte de los servicios que hoy se pagan antes eran prácticamente gratuitos y considerados un derecho: fundamentalmente, la educación, la sanidad, la cultura, etc ...)
Los 20 productos que más se han encarecido en estos 20 años:
1) Agua, canalización y servicios de salubridad pública - 37.134 veces (un 3.713.336,4%)
2) Residencias estudiantes - 34.205 veces (3.420.432,4%)
3) Gases líquidos - 15.194 veces (1.519.318,1%)
4) Gas natural - 12.495 veces (1.249.432,7%)
5) Alquileres-9545 veces (954.442,3%)
6) Tabaco - 8781 veces (878.040,2%),
7) Ferrocarril C.F.R. - 8659 veces (865.831%)
8) Energía térmica - 8477 veces (847.603,8%)
9) Transporte público - 8.087 veces (808.598,3%)
10) Energía eléctrica - 6.853 veces (685.193,4%)
11) Pan - 6810 veces (680.930,3%)
12) Cosmética y peluquería - 6708 veces (670.680,6%)
13) Teléfono - 6612 origen (661.112,7%)
14) Guarderías - 6513 veces (651.210,8%)
15) Alimentación - 5596 veces (559.591,3%)
16) Análisis, consultas y tratamientos médicos - 5380 veces (537.989%)
17) Autobuses interurbanos - 5281 veces (528.096,1%)
18) Reparación y mantenimiento automóviles - 5177 veces (517.649,5%)
19) Restaurantes - 5156 veces (515.512,4%)
20) Cines, teatros, museos - 5.000 veces (499.780,6%).
En los últimos 21 años la tasa de inflación calculada por el Instituto Nacional de Estadística ha sido del 375.288,6%, es decir, un crecimiento medio de los precios de 3.754 veces.
Un 86% de los rumanos afirman la superioridad de la educación socialista
Un porcentaje muy elevado, el 86% de los rumanos creen que los actuales alumnos están mucho peor preparados que los de antes de 1990, es decir, reconocen sin duda que la superiodad del sistema de enseñanza Socialista frente al Capitalista.
En uno de los comentarios de la noticia, publicada en el diario Jurnalul, (la mayoría de los comentarios resaltaban la realidad evidente del último punto, la superioridad del sistema de enseñanza Socialista, explica muy acertadamente una de las principales razones, aunque no la única:
"La enseñanza de antes de 1989 era de verdad mucho mas eficaz, por causa de una explicación que ofende por simple: en Rumanía entonces se producía, teníamos más de 6 millones de puestos de trabajo en producción, y la escuela había de preparar fuerza de trabajo eficiente para mantenerla, ya que nos dejaba más de 10.000 millones de dólares netos a las arcas del estado ".
Hoy, sin embargo, y lamentablemente, sólo se puede decir en este sentido que la escuela prepara principalmente para que los alumnos sean buenos consumidores de necesidades artificiales y, en todo caso, para que los rumanos sean mano de obra barata en los trabajos que no quieran ocupar los nacionales de los países a los que emigren.

Hartos del capitalismo de escaparate de lujo y salarios de miseria

La oposición rumana derribó al gabinete de derechas en un voto de confianza, ocasionando problemas que podrían poner en duda plan de ajuste que causó oleada de protestas contra las reformas apoyadas por el FMI, según DW.

"Hoy se hizo justicia", dijo Victor Ponta, jefe del opositor Unión Social Liberal (USL). "La USL está dispuesta a asumir la responsabilidad de gobernar hasta las elecciones", agregó. El segundo miembro más pobre de la UE recortó los salarios del sector público y elevó los impuestos para consolidar la economía, pero las medidas han afectado directamente a los más pobres en un país de 22 millones de habitantes que recién está emergiendo de una recesión de dos años inducida por la crisis.

El presidente Traian Basescu, aliado cercano de Ungureanu, ahora tiene que nominar a un nuevo primer ministro, algo que podría llevar meses. Basescu dijo que ya está conversando con todos los partidos para formar un Gobierno e indicó que pronto encontraría una solución. El resultado de la votación de confianza sugiere que la USL podría tener un apoyo suficiente para lograr la mayoría.

Si no nombra a un nuevo primer ministro antes de la elección general programada para noviembre, sería necesario convocar a elecciones anticipadas. "La versión más probable es que Traian Basescu nomine a Victor Ponta como primer ministro", dijo el analista político Mircea Marian. "USL ya ha preparado un Gobierno y podría aparecer al frente del Parlamento hacia fines de la próxima semana", agregó.

El Fondo Monetario Internacional, que junto a la UE ha extendido dos paquetes de préstamo a Rumania, pospuso una revisión a la espera de más información sobre un nuevo Gobierno. El acuerdo es crucial para que Bucarest conserve la confianza de los inversores. La divisa leu sufrió su mayor pérdida en el año después de la votación.

Ahora Checoeslovaquia y la próxima Alemania

"El resultado final parece que (...) refleja lo que hemos visto en otros países en términos de una tendencia popular que se aleja de los partidos que promueven la austeridad", señaló Koon Chow, estratega de Barclay's Capital "Francia, Holanda, los checos, está todo conectado", añadió. El ejemplo de Rumania podría servir como una advertencia para el primer ministro checo Petr Necas.

El premier expulsó la semana pasada al menor de los tres partidos de su coalición, Asuntos Públicos, por el deterioro de las relaciones con uno de sus líderes, que ha sido condenado en un caso de corrupción. Ahora cuenta con que una facción disidente del partido Asuntos Públicos apoye a su gabinete en la votación del viernes. Pero su campaña de austeridad irritó a muchos checos y llevó la popularidad del Gobierno a un mínimo histórico del 16%.

Este mismo año hay nuevas elecciones en el lander rebano alemán que -con un nuevo fracaso de la CDU-CSU de Merkel y sus aliados ultraliberales del FDP -pateados en las últimas- podría dar paso aun SPD más los Verdes que, aunque compinchados con las políticas de los neoliberales desde al anterior gobierno -derrotado por Merkel- se verán forzados a virar a la izquierda. De momento hoy Merkel ha aceptado por primera vez la posibilidad de fijar un salario mínimo en la Alemania donde se trabaja actualmente a precio de esclavo tailandés o taiwanés en los trabajos menos cualificados.

http://www.dw.de/dw/article/0,,15915314,00.html?maca=spa-rss-sp-all-1122-rdf


Archivo