La Casa Europa

La Casa Europa

Conclusions sobre religió al Congrés Roig-Vert danés

Política de religión de Enhedslisten

Enhedslisten es un partido político no religioso, pero los pueblos religiosos serán bienvenidos a unírsenos.

Enhedslisten es un partido político que trabaja por un cambio socialista de la sociedad. Es nuestra certeza que la gente puede cambiar la historia y, por esta certeza, basamos nuestro trabajo político en la experiencia y el conocimiento que puede ser verificado. En este sentido, Enhedslisten es un partido no religioso.

Pero Enhedslisten no es un partido antireligioso. Para nosotros, la religión es una elección personal en la que nosotros, como partido político, ni queremos ni debemos interferir. La cuestión decisiva es si la persona apoya la política del partido y si este apoyo se basa en la experiencia, opiniones políticas y conocimiento.

Apoyamos la división entre iglesia y estado. Al mismo tiempo, defendemos el incondicional derecho a la libertad de religión, en tanto esta libertad no limite la libertad de los demás. Esto incluye, desde luego, el derecho a vestir símbolos religiosos en público.

La gente religiosa –sea judía, cristiana, musulmán u otras- es bienvenida en todos los niveles de Enhedslisten, si ellos comparten la política del partido, y no intentan ganar apoyos con argumentos religiosos. Cuando escogemos a nuestros líderes, o candidatos al Parlamento, no basamos nuestra elección en las creencias personales, sino en la valoración de la habilidad de los candidatos para representar y ganar apoyos para la política de Enhedslisten.

Enhedslisten quiere construir un partido político en el que todos los socialistas sean bienvenidos sin que importe el fondo cultural o religioso que puedan tener. Durante las últimas décadas, mucha gente ha venido a Dinamarca desde otras culturas. Si estas gentes pretenden obtener un trabajo, a menudo ocupan los más duros con los sueldos más pequeños. Como partido socialista, tenemos una especial obligación en jugar un papel, dándoles voz en la lucha por mejores condiciones. Es nuestro trabajo implicar no sólo al pueblo de origen musulmán, sino a todos los inmigrantes, en la lucha por un cambio socialista de la sociedad, y por un mundo más justo.

La discriminación y represión es inaceptable

La religión no debe ser jamás un instrumento para oprimir otros pueblos, o ser causa de discriminación contra seres humanos. Éstos son puntos fundamentales para Enhedslisten:

- Que la religión no tiene derecho a imponer sus dogmas a otra gente que aquella que por libre voluntad ha decidido vivir con ella.
- Que la creencia religiosa no puede justificar ninguna aceptación teórica de la pena de muerte, tortura, lapidación o cualquier otra forma de castigo o abuso de los derechos humanos.
- Que nosotros, incondicionalmente, rechazamos a las personas que, en nombre de la religión, condenan estilos de vida que no son perjudiciales para otra gente, sea homosexualidad o sexo antes del matrimonio.
- Que condenamos a cualquier país que reprima la libertad de religión, incluyendo países que prohiben a sus ciudadanos cambiar de religión líbremente, o prohiben el matrimonio de personas con diferentes orígenes religiosos.
- Que condenamos cualquier discriminación de las personas por etnia, sexo, religión, orientación sexual o estatus social, incluyendo quienes fuerzan a las mujeres a vestir religiosamente o las fuerzan a desviarse de su propia voluntad.
- Que trabajamos por la plena igualdad de las mujeres, respetando oportunidades y derechos, como parte de la emancipación de las mujeres, y trabajamos para cambiar los roles sexuales que limiten nuestra libertad como seres humanos.

El Comité Ejecutivo


Archivo