La Casa Europa

La Casa Europa

Congreso de la Alianza Rojiverde o Enhedslisten, de Dinamarca






Copenhague, 18-20 de abril

Entre los días 18, festivo en Dinamarca, y el domingo 20 se celebró en Copenhague el congreso anual de la Alianza Rojiverde (Enhedslisten o Listas de Unidad), tras unas elecciones en las que, paralelamente a otras formaciones comunistas y ecologistas europeas, han sufrido una mengua en sus votos de casi el 50%, en parte debida al propio sistema electoral que, aunque con menos incidencia que en España, perjudica también a los partidos minoritarios en aras de una dudosa gobernabilidad, toda vez que el arco parlamentario resultante es el siguiente:

1º- Partido Liberal: 27%
2º- Partido Socialdemócrata, 23%
3º- Partido del Pueblo Danés, 13%
4º- Partido Socialista del Pueblo (Socialist Folk Party), 12%
5º- Partido Conservador, 9%
6º- Partido Social Liberal (de izquierdas), 5%
7º-Alianza Rojiverde (Red-Green o Enhedslisten), 2%

Las principales líneas debatidas en este congreso fueron determinadas por dos temas fundamentales:
1ª- El mantenimiento del estado de bienestar y su reforzamiento, ante la presión, a nivel global, de la derecha para su desmantelamiento progresivo en todos aquellos países centroeuropeos en que su desarrollo no fué más que una excusa, para reflejar una "cara amable" del capitalismo que las doctrinas neofascistas no consideran ya necesaria, ante lo que ellos llaman "la caída del muro" y de la alternativa comunista-socialista.
Enhedslisten propone una alianza programática -sobre programa concreto- en la que tenga cabida todo el espectro de izquierdas, para conseguir un cambio no sólo en Dinamarca, donde el sector público ha menguado sus salarios un 25% sobre los de la privada y está cada vez más debilitado, sino especialmente a nivel europeo, con la consecución de una mayoría que rectifique las actuales tendencias privatizadoras del parlamento y dé un giro radical hacia nuevas y actualizadas políticas de bienestar. Así uno de los lemas principales fué: "Bienestar para todos" (Vaelfaerd til alle -Welfare for all).
2ª- Dentro de esta misma línea, se debatió intensamente el soporte a la huelga del sector público de la asistencia social, desde parvularios y guarderías hasta asistencia domiciliaria, para conseguir un aumento de salarios acorde con los del sector privado.
El gobierno ha propuesto una aumento, en tres años, del 12'8%, lo que ha sido rechazado pues quedarían reducidos a casi cero con el impacto de la inflación, que viene rondando entre el 2’5 y el 3 por ciento anual en Dinamarca. Hay que recordar que no está integrada en el euro, y que siguen con sus coronas, a un cambio que ha reducido en 4 céntimos su moneda (7'46 coronas por euro) frente a un euro que ya ha tocado los 1'59 dólares y que sigue aumentando su valor, ante la patente recesión americana. La importancia para los daneses de esta huelga -a la que el sistema danés impide sea sostenida económicamente por los sindicatos- está en que es la primera tras 30 años de paz social.
3º- A propuesta de una de las candidatas del comité central, Asmaa Abdol Hamid, que presentó una emotiva comunicación pidiendo la aceptación de los símbolos religiosos como una forma más de respeto a la libertad individual, en su condición de musulmana, se realizó un apasionado debate que acabó votando mayoritariamente la propuesta del comité central de aceptación y asunción de esta libertad, así como la participación en la alianza de afiliados de cualquier creencia, siempre que las tesis religiosas se mantengan en esa esfera particular y no se intenten extender al nivel de lo político.
El mensaje es que la religión no puede condicionar, limitar ni mucho menos dirigir la política, sino que debe adaptarse a las normas de derechos humanos y libertades públicas. Es la democracia la que debe limitar determinadas tradiciones y creencias ana-crónicas y no al revés.
Se rechazaron algunas propuestas matizadamente condescendientes con los "creyentes", con el argumento contundente de varios participantes de que la ciencia -y el comunismo científico- no pueden ser limitados o coaccionados por la superstición y porque, al fin y al cabo, la religión sigue siendo un "opio para el pueblo" que le mantiene ignorante y atado. Se vindicó por todo ello la educación pública, laica y gratuita y el fin de la educación religiosa pagada con dinero público.
Así los Rojiverdes se declaran laicos y demandan una legislación laica, una separación total de iglesias y estados y la autofinanciación por sus propios fieles de estas confesiones, acabando con cualquier forma, pública o encubierta, de subvención pública. También es imprescindible una igualdad en el trato del estado hacia las diversas confesiones, siempre en el marco citado de la ley y el respeto a los derechos humanos.
4º- La precariedad laboral, cada vez mayor, y la desigualdad de salarios entre hombres y mujeres fueron también parte importante del debate, remarcando la actual diferencia del 18% entre unos y otros.
Finalmente fueron elegidos los cuatro secretarios del próximo turno (limitado, como ya hicieran Die Grünnen cada dos años, a un máximo de 7 años en total, y con relevos temporales).
Encabeza la lista por el distrito de Copenhague Johanne Schmidt-Nielsen, joven camarada de gran temperamento que levantó gran entusiasmo en sus diversas y apasionadas intervenciones. La sigue Frank Aaen, por Copenhague omegn; Pernille Sondegard, por Sjaelland, y Per Clausen, por Ostjylland.

La participación de invitados internacionales tuvo su marco en varios talleres de trabajo en los que se nos expusieron los planteamientos ya comentados, sirviendo también para el intercambio de información sobre la situación de nuestros camaradas de partidos hermanos.
Estuvieron presentes con delegados, además de EUiA, el Partido Demócratico de la Sociedad del Kurdistán, ala política del PKK, actualmente en conflicto bélico con Turquía. Partido del Socialismo Democrático de la República Checa. Los Rojos de Noruega (cuya representante es una exiliada española). Partido Comunista de Iraq, con 40 sedes abiertas actualmente en Bagdad y dos delegados. Partido Socialista de Suecia. Frente Polisario de Sahara Occidental. Liga Comunista Revolucionaria, de Francia. Partido Comunista de Portugal. Die Linke (“La izquierda”), de la RFA, y dos miembros de la Juventud Socialista de Polonia.
Particularmente contribuimos al debate de los grupos de trabajo con aportaciones y análisis sobre el bipartidismo que el centro y la derecha quieren imponer a nivel cada vez más global, y en la pérdida de derechos y vindicaciones de las clases trabajadoras que las políticas capitalistas están desarrollando, con el apoyo de todo su circo mediático, monopolístico y perfectamente manipulado.
En el debate sobre religiones incidimos en la olvidada laicidad del PSOE y sus indecisiones y medias tintas, que no dejan mucho lugar a esperanzas sobre un futuro laicismo en la política de los socialistas españoles. Expusimos también la cada vez más radical y retrógrada actitud de la iglesia española y sus añoranzas franquistas.
Los Rojiverdes daneses demandan un regreso y reforzamiento de las tesis del socialismo, ahora más que nunca, tras la demostración palmaria del fracaso neoliberal iniciado por Reagan-Thatcher con el desmantelamiento del estado de bienestar, el debilitamiento del control público y la privatización del estado, que ha llevado a las clases trabajadoras europeas a una pérdida de poder adquisitivo y a una precariedad laboral hasta ahora desconocidas en aquellas latitudes.
En síntesis, Enhedslisten se declara una organización de lucha política para la liberación de la clase trabajadora, un partido revolucionario de masas que pueda contribuir, en unión de otros grupos, a crear una alianza de trabajadores que desarrolle una auténtica democracia sin discriminaciones por razón de clase, etnia, religión u orientación sexual.

Carlos Acózar i Gómez
Comissió de Relacions Extrangeres de EUiA.
Barcelona, 21 d’abril de 2008

Peus de fotos:
1 y 2- Els representants de les Joventuts Comunistes de Polonia, Grzegorz Janowski y Dominik Kaczmarski (els més alts i joves, llógicament!), Salam Alí, del Partit Comunista d’Iraq, Ana López Taylor, del Partit Comunista de Noruega, Carles Acózar, d’EUiA, Letef al Mashadani, també del Partit Comunista d’Iraq, Ivan Lemaître, de la Lliga Comunista Revolucionaria de França, i Fayik Yagizay, del Partit de la Societat Democràtica del Kurdistán.


Foto 3- Una part de la representació internacional durant els debats congressuals, acompanyats del membre del comité central de Enhedslisten que feia de traductor a l’anglés. A la taula molt de té i café i els representants de Die Linke, Christine Buchholz, Joventuts Comunistes de Polonia, Partit Comunista d’Iraq i el representant a Dinamarca del Front Polisari, Abba Malainin.

Foto 4- Workshop, a la seu del partit, d’informació sobre la situació política a Dinamarca pel “folketingsmedlemmer” Rune Lund, més tard ampliat amb questions sindicals, per Eva Flyvholm, i seguit d’altre sobre polítiques estatals e internacionals amb Inger V. Johansen. Al fons, a la dreta, Mauricio Miguel, del Partit Comunista de Portugal.

Fotos: Silvia García Gascón


Archivo