La Casa Europa

La Casa Europa

Bildu presenta 300 candidaturas. Esnaola y Etxeberría torturados.


El secretario general de EA, Pello Urizar, y el de Alternatiba, Oskar Matute, anuncian que mañana (18-A) presentarán unas 300 listas electorales de Bildu (foto de la formación) que concursarán en la contienda electoral del próximo 22 de mayo. Aseguran que Bildu cumplirá los plazos legales establecidos y que se presentarán candidaturas en la gran mayoría de pueblos de Gipuzkoa, Bizkaia, Araba y Nafarroa.

Tanto Urizar como Matute han criticado las declaraciones de dirigentes del PP y del PSOE sobre la vigilancia de la coalición, lo que Urizar ha atribuido al "miedo" que tiene el Estado "al soberanismo y al independentismo".

"Las declaraciones vienen a generar miedo, pero estamos tranquilos porque tenemos el compromiso de hacer todo el recorrido dentro de la ley", afirmó Urizar, quien advirtió de que anular las listas de la coalición "va a ser inventándose las pruebas".


Aitor Esnaola y Lander Etxeberria denuncian haber sido torturados continuamente

Aitor Esnaola y Lander Etxeberria han denunciado haber sido objeto de duras sesiones de torturas durante los días en los que han permanecido incomunicados. Si el día anterior, sus abogados pudieron estar brevemente en los calabozos de la Audiencia Nacional española, donde les relataron que habían sido torturados, los letrados de Esnaola y Etxeberria han podido estar con sus defendidos en la cárcel de Soto del Real.

En el caso de Lander Etxeberria, vecino de Villabona, les ha dicho que "ha sido muy duro" y que los dos días que ha permanecido incomunicado le han mantenido con un antifaz en todo momento.

Etxeberria ha denunciado que según llegaron al cuartel de Madrid el viernes por la mañana comenzaron a amenazarle con que iba a ser violado con un palo, así como que le iban a colocar "la bolsa" y que le iban ha hacer "la bañera". Es más, ha relatado que llenaron una bañera delante de él como método de amenaza.

"La bolsa", hasta la extenuación

Sin embargo, lo peor llegó el viernes por la noche, cuando comenzaron a colocarle "constantemente" la bolsa hasta la extenuación. Cuando comenzó a desmayarse por las sesiones de "la bolsa", Etxeberria denuncia que los guardias civiles le enrollaron con gomaespuma y que continuaron realizándole "la bolsa". Calcula que esta sesión duró unas cinco horas.

Además, ha explicado a sus letrados que no denunció las torturas ante el juez Marlaska, porque era consciente de que aún le faltaban tres días para agotar el periodo de incomunicación y por el "miedo" a que pudiera ser enviado de nuevo al cuartel de la Guardia Civil.


Esnaola amplía su denuncia

Por su parte, Aitor Esnaola, que ya denunció haber sido objeto de brutales sesiones de tortura, insistió en su denuncia ante su abogado.

Así, detalló que, según llegó a las dependencias de la Guardia Civil, fue desnudado y le echaron agua por el cuerpo para, acto seguido, colocarle pinzas y electrodos por su cuerpo, pero sin activar el dispositivo.

Dos días haciéndole "la bolsa"

A partir de ahí la práctica de "la bolsa" fue constante, hasta que perdía completamente el conocimiento. Así recuerda que le habrían realizado unas tres sesiones hasta que, finalmente, realizó la declaración policial.

Después fue trasladado de nuevo a Legorreta en helicóptero, y llevado de regreso a Madrid el jueves por la noche. Si bien Esnaola pensaba que no se cebarían ya con él, ha relatado que lo peor de toda la incomunicación llegó entonces.

Tan salvaje han sido, según Esnaola, las torturas padecidas, que desde el jueves por la noche hasta que, el sábado por la mañana, fue enviado a la Audiencia Nacional no le dieron ni un minuto de descanso con "la bolsa".

"He muerto 30 veces", dijo Esnaola a su abogado para describir "el infierno" que ha padecido en comisaría.

Además, como síntoma de la extenuación en la que se encontraba, Esnaola ha relatado que llegó a creerse que sus dos sobrinos, hijos de su hermano, ahora libre tras la detención de ambos, se encontraban junto a él en comisaría y que, al igual que a su hermano, "les escuchaba".


Archivo