La Casa Europa

La Casa Europa

Gallardón se reinventa la historia para "limpiar" Madrid, no de los ladrones y corruptos, sino de sus víctimas en la calle



El alcalde pepero de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ha contestado esta mañana a los que critican su petición de una ley que barra las calles de mendigos. Gallardón insistió ayer al PP para que lo incluya en su programa, tras haberlo intentado ya sin éxito en 2006, y ha intentado reinventarse la historia al estilo de su maestro, el confidente policial ahora reclutado como novelista de la historia, Pío Moa. El alcalde ha señalado que la ley de vagos y maleantes -Jaime Lissavetzky opinó que la idea de Gallardón tiene un "tufillo" a esta ley franquista- "no es franquista sino socialista" porque fue Azaña, en coalición con los socialistas, quien la aprobó en agosto de 1933.

Sus "asesores" no le han dicho que fue una ley consensuada por todos los grupos políticos, rebajando considerablemente las pretensiones represoras de la derecha nazionalcatólica -los abuelos del PP actual, con la excepción de Fraga que viene del siglo XiX- y dejándola en una ley de reinserción social, en la línea de lo que, entre muchos otros, Victoria Kent o Concepción Arenal defendían, y que en 1954 el franquismo la modificó para reprimir a los homosexuales, pero no a los pertenecientes al clero, libres a toda bula y libertinaje.


La Ley de vagos y maleantes

La Ley de vagos y maleantes fue una ley del código penal español de 4 de agosto de 1933, referente al tratamiento de vagabundos, nómadas, proxenetas y cualquier otro elemento considerado antisocial y que en 1954 el franquismo modificó para reprimir a los homosexuales.

También conocida popularmente como la Gandula, la ley fue aprobada por consenso de todos los grupos políticos para el control de mendigos, rufianes sin oficio conocido y proxenetas. Como se verá, la aprobación se produjo en medio de una situación de extremo caos social, y fue un intento de calmar las campañas furibundas de la ultraderecha católica después que la iglesia fuera despojada de sus propiedades con la ley de Congregaciones del 18 de mayo anterior, poco más de dos meses antes. El caso de la manipulación informativa sobre los sucesos de Casas Viejas que le precedió comenzando el año, demuestra hasta que punto la realidad nacional escapaba al conocimiento de pueblo y autoridades y se desconocía y transfiguraba, sometida a la información virtual reflejada por los medios que, como hoy, monopolizaba la derecha nazionalcatólica.

Pese a los deseos de la derecha, la ley no sancionaba delitos sino que intentaba evitar la comisión futura de los mismos, por lo que no incluía penas, sino medidas de alejamiento, control y retención de los individuos supuestamente peligrosos hasta que se determinara que se había acabado su peligrosidad. Quedando así establecida fue luego aplicada y utilizada arbitrariamente para la represión de las personas sin recursos -el 80 ó 90% de la población española- por el gobierno de la CEDA.

La ley fue modificada por el régimen franquista para incluir la represión de los homosexuales el 15 de julio de 1954.

1933
Enero: Los monárquicos fundan Renovación Española bajo José Calvo Sotelo.
Programa de la Confederación Española de Derechas Autónomas, hoy el PP de Gallardón y Aguirre que han prohibido una manifestación atea pero no la de la secta mafiosa que representan:

1º Acatamiento del Poder constituido, según la enseñanza de la Iglesia.-
2º Lucha legal contra la legislación persecutoria e inicua (no la ejercida contra el pueblo, sino "contra" la iglesia y sus abusos).
3º Eliminación del programa de todo lo relativo a las formas de Gobierno. Cada socio queda en libertad de mantener íntegras sus convicciones y puede defenderlas fuera de la organización.
Los partidos u organizaciones que no coincidieran en los puntos señalados no podrán formar parte de la CEDA. Sin embargo, ésta mantendrá relación amistosa y cordial con aquéllos.

8 de enero: Levantamiento anarquista a nivel nacional (la llamada Revolución de Enero de 1933). Anarquistas de toda la geografía española se rebelan con el objetivo de instaurar el comunismo libertario. Varios ayuntamientos de provincias son incendiados y en Barcelona los obreros y la policía se enfrentan, dejando un balance de 37 muertos y 300 heridos en tres días. En algunos lugares como Valencia o Sevilla se declara el Estado de Guerra y se procede a la clausura de los sindicatos obreros.

11 de enero: Los Sucesos de Casas Viejas copan las portadas de los diarios. La Guardia de Asalto se enfrenta a los campesinos en Casas Viejas, Cádiz, y conmina a rendirse al cabecilla de la rebelión en el pueblo, que se encuentra encerrado en su casa. Ante la negativa, los agentes abren fuego matando a todos los habitantes de la casa y, a continuación, prenden fuego al lugar. Al mismo tiempo, un pelotón de la Guardia de Asalto fusila de manera irregular a catorce prisioneros, y ante el revuelo su oficial al mando, el capitán Rojas, afirma recibir órdenes directas de Manuel Azaña, y le atribuye la frase «Los tiros, a la barriga».

Azaña negó haber dado esa clase de orden y tras la investigación nunca se pudo demostrar su implicación en los hechos. Alejandro Lerroux presentó una moción de censura, pero la retiró a la vista de las conclusiones. Varios diputados de diferentes partidos de derechas se pusieron en contacto con Azaña para proponerle una Dictadura como medio para acabar con la "inestabilidad social", es decir, la miseria generalizada.

4 de marzo: Un grupo de burgueses, oligarcas y caciques católicos funda la CEDA utilizando la Acción Popular como núcleo, si bien desde su nacimiento el nuevo partido aglutina también a los monárquicos carlistas y alfonsinos. Son más partidarios de una monarquía tradicional que de una al estilo de la italiana pero en todo caso abogan por la restauración monárquica.

23 de abril: Elecciones municipales de abril de 1933: Por primera vez en la Historia de España, las mujeres pueden votar en unas elecciones. Su incorporación en masa a la vida electoral tiene los resultados que se esperaban, puesto que era también la primera ocasión en la que se presentaban candidatos republicanos en cientos de municipios rurales. La sociedad rural, mucho más controlada y manipulados los resultados por la derecha conservadora que en las zonas urbanas, donde los partidos políticos estaban mejor organizados, hace que el número de concejales monárquicos o de extrema derecha supere la barrera de los 4.000 a nivel nacional, frente a los algo más de 7.500 que se declaran republicanos.

18 de mayo: La ley de Congregaciones convierte en propiedades públicas todos los bienes de la Iglesia, no solo los templos, sino también los bienes muebles (incluyendo los ornamentos de los sacerdotes, las imágenes y los objetos de uso común).

Julio: Pastoral del Papa Pío XI. El Papa aconseja a los católicos españoles acatar a los poderes civiles, sin renunciar a enviar a sus hijos a escuelas de tradición católica, lo que contradice directamente el espíritu republicano de una educación laica, científica y mixta.

4 de agosto: La Ley de Defensa de la República de 1931 es derogada. Se aprueba la Ley de vagos y maleantes. Poco tiempo después, el Gobierno de Azaña caería y Alcalá-Zamora le encargaría formar gobierno al demagogo de derechas Alejandro Lerroux.

Septiembre: Elecciones para el Tribunal de Garantías Constitucionales.
El Tribunal, votado principalmente por los concejales electos en las Municipales de abril, es copado por los conservadores, que conquistan el 70% de los puestos. Algunos de los miembros electos son Juan March, entonces en la cárcel por contrabando y José Calvo Sotelo, monárquico, ex-ministro de Primo de Rivera y en el destierro en el momento de ser elegido.

9 de octubre: Ante la imposibilidad de Lerroux de alcanzar una mayoría que garantice la gobernabilidad, se disuelven las Cortes y se convocan nuevas elecciones.

29 de octubre: Fundación de Falange Española por José Antonio Primo de Rivera. A pesar de las simpatías que su fundador levanta entre los universitarios por su juventud, Falange rechaza presentarse a las elecciones generales. José Antonio rechaza toda idea que tenga que ver con sentarse en un Parlamento de forma expeditiva.

19 de noviembre: Elecciones generales ganadas por los conservadores de la CEDA, liderada por José María Gil-Robles, gracias al voto masivo de las mujeres, de los agrarios y de los sectores de la clase media urbana apolíticos pero católicos, además de por la abstención de los anarquistas. En segunda posición quedan los radicales de Alejandro Lerroux, principales beneficiados de la ruptura de la Conjunción Republicano-Socialista.

Fueron las primeras elecciones en la Historia de España en las que pudieron votar las mujeres. Al igual que en la primera legislatura, los partidos ganadores quedan sobrerrepresentados en el Parlamento debido a las normas electorales. Los resultados del resto de partidos apenas varían con respecto a los de dos años antes.

Las elecciones de Noviembre de 1933: El pucherazo derechista

Las elecciones generales de noviembre de 1933, las primeras con sufragio femenino, tuvieron por resultado la mayoría de las derechas: 258 diputados de derecha, 119 de centro y 95 de izquierda. Esta última se presentó desunida, mientras que la derecha se agrupó en torno a la CEDA, hoy PP. La participación fue del 67'46%, con una notable abstención en las zonas de mayoría anarquista.

El reparto de votos fue el siguiente: de los 8.535.200 votos emitidos, 3.365.700 fueron para partidos de derechas, 2.051.500 para partidos de centro y 3.118.000 para los partidos de izquierda.

Se denominó el "Bienio Negro", por la represión de la Revolución de 1934 y por el fin de las medidas progresistas del bienio anterior.

Gobierno de los conservadores de Lerroux -el rey del Paralelo barcelonés y sus juergas-, dirigido y financiado por la derecha de José Mª Gil-Robles. Las medidas reaccionarias del gobierno trataron de neutralizar las reformas adoptadas por el gobierno anterior. Como CiU ahora en Catalunya.

Se amnistía a los participantes en el fallido golpe de estado de agosto de 1932, entre ellos su promotor el general Sanjurjo que se traslada a Portugal, donde moriría, en 1936, en accidente de aviación, cuando se disponía a volver a España para encabezar la sublevación que dio origen a la guerra civil y, tras la victoria del fascismo, de la mundial. Su accidente, como el de Ramón Franco, siempre se consideró obra de Mola, Queipo, Yagüe y Franco, que le menospreciaban y no estaban dispuestos a cederle el mando pese a la decisión de la monarquía y sus financiadores, especialmente Juan March, que de contrabandista de tabaco pasó a tener el monopolio del tabaco de manos de Franco, gracias al cheque en blanco que March le firmó para financiar la guerra. Los mercenarios moros de los nazionalcatólicos cobraban un real al día por matar cristianos en España.

La Falange Española de José Antonio se fusiona con las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista de Ramiro Ledesma en 1934, creando FE y de las JONS.
Se crean las Juventudes de Acción Popular como milicia.
Se anula la enseñanza mixta y se segregan niños de niñas.
Se paraliza la reforma agraria y los terratenientes recuperan las tierras de grado o por la fuerza, con la colaboración de la Guardia Civi y la de Asaltol.

Todo ello dió lugar a las revueltas generalizadas y a la "revolución de 1934" violentamente reprimida por el terrorismo de estado...



Archivo