La Casa Europa

La Casa Europa

¿Australia y Rio Tinto chinos?

Australia eligió en diciembre de 2007 un primer ministro laborista que habla, por primera vez entre sus pares pálidos, correctamente chino mandarín. Ello endulzó un creciente intercambio comercial con la industria china en expansión, siendo Australia rica en hierro, cobre y otras materias primas en cara competencia mundial cuando el capitalismo era maravilloso.
A mediados de 2008 el precio en bolsa de las materias primas se hundía, llevando a las grandes compañías mineras australianas a una deuda paralizante.
China, “estimulada por el enorme plan de relanzamiento de Pekin, atraida por los precios a la baja y con el apoyo de préstamos generosos de la banca China con los cofres bien dotados, han cerrado 26 contratos con empresas mineras en dos años” (Le Monde, 4-IV).
Pero, además, hay ya tres ofertas chinas que sulfuran a los australianos: la de Minmetals sobre Oz Minerals; la de Hubnan Valin Iron sobre Fortescue Metals y, sobre todo, la más gorda (19.500 millones-$) implica al gigante del aluminio Chinalco, que pretende aumentar hasta el 18% su participación en Río Tinto, propiedad de la inglesa Canberra, que se lo está pensando.
De momento, Tom Albanese, director de Rio Tinto, usa un argumento aclarador y contundente: “Si la oferta de Chinalco es rechazada habrá que suprimir 2.000 empleos”.
El ministro de educación australiano reflexiona sobre si hace dar las clases de ciudadanía camberra en mandarín, pa preparar pal futuro a los boys de la FP.
Sobre “las cumbres” de esta semana pasada, le Monde comenta que es China quien ha sabido poner todos sus intereses en el papel, quien ha ganado la partida porque suyos son los dólares, las libras y los euros, aparte los 11.500.000.000.000 (11’5 billones castellanos de dólares yanquis) de las huchas sagradas de los ricos en los garitos fiscales.
El FMI, gracias a nuestros sabios gobernantes, gastará 1 billón, la décima parte de lo robado por los amigos, en salvar el mundo de la miseria. El secreto bancario no desaparecerá en la Suiza Vaticana sino sobre “sospechas fundadas en pruebas”.
Al mismo supuesto se acogen los nazis en Austria, Andorra, Liechtenstein, Bélgica, San Marino y Luxemburgo.

De las francesas San Martin y San Bartolomé, creadas por Sarko, ni mu. Ni del Vaticano, Israel, Arabia Saudí, Dubai o Qatar. Ni de las cuevas inglesas y americanas. Ni de las fundaciones, sectas religiosas y ongs y sus cuentas milagrosas...
A Gordon Brown, y a sus amados vecinos irlandeses, les tiemblan las orejas y no es por el viento: las cuentas están peor de lo que se esperaba y, si caen las inversiones del este, habrá que imprimir más papel que en Weimar.
Merkel no quiere más papel; Obama y Sarko, sí, pero de los currantes. A los ricos les ha hecho l'empereur un escudo fiscal para que no se vayan con la pasta a otra parte, pobrecitos.
Mientras ellos bebían y hacían fotos panorámicas, en Córcega 30 CRS heridos, 4 graves. En Strasbourg 300 detenidos, un hotel, oficina de policía y otras instalaciones saqueadas e incendiadas, por entre 15.000 y 30.000 francalemanamente cabreados. No quieren aprender mandarín. Yo les entiendo. No sé si en las minas de Rio Tinto ya dicen Nin Hao Ma y Sheshé, pero más les valdría.
¡Ah! Visca la República!



Archivo