La Casa Europa

La Casa Europa

Partido Comunista Rumano


Jose Luis Forneo: El Partido Alianza Socialista se transforma en Partido Comunista Rumano. El sábado pasado asistí como invitado al Primer Congreso del Partido Comunista Rumano. Se trata del primero de sus congresos, puesto que, aunque comparte siglas con el partido comunista histórico, se trata de uno nuevo, que no tiene continuidad ni con archivos, ni bienes, ni programa. Comenzó a las 10 de la mañana y terminó sobre la 1 y media o dos.

En resumen, y ahora me extenderé sobre los detalles, los discursos fueron diversos e interesantes, y algunos muy emotivos, algo lógico que suele suceder cuando lo que se dice es producto de la mas cruda realidad, en este caso, del desatre producido en Rumania durante estos últimos 20 años. Sin embargo, y a pesar de lo positivo que es que se recupere la palabra "comunista" como etiqueta de un partido actual, y que éste acontecimiento salga en la televisión (aunque con la clásica propaganda en su contra), de programa se habló poco y, sobre todo, de un programa realmente socialista, marxista-leninista, donde la lucha de clases sea el motor de la acción política y social, y la burguesía sea el enemigo a destruir.

A continuación un pequeño resumen:

La primera impresión que me llevé fue la gran cantidad de asistentes, unos 400, muy superior a lo que esperaba, teniendo en cuenta la mala imagen que se ha construido del comunismo por los medios de comunicación desde el golpe de estado de diciembre de 1989. También me llamó la atención que no se trataba de una reunion de "viejos nostálgicos", expresión con la que se suele definir a los mayores que dicen a viva voz lo que la mayoria piensan: que antes se vivia mucho mejor que ahora, no sólo desde el punto de vista del respeto al hombre total (al trabajador, a su ocio, a su cultura, a su deporte, a su descanso, ect..), sino también en cuanto a bienestar material para la mayoria de los ciudadanos. En el Congreso habia una sorprendente cantidad de jóvenes, lo que es una buena noticia sin duda.

Entre los invitados, asistieron miembros de otros partidos comunistas de Rumania, como Petre Ignatenco, secretario general del Nuevo Partido Comunista Rumano (NPCR), actualmente en proceso de refundación del Partido Comunista Rumano (al final del Congreso tuve la oportunidad de hablar con él sobre el significado de la decisión del Congreso, como expondré mas adelante). También asistieron los embajadores de China, Corea del Norte, Cuba y Venezuela.

El Congreso comenzó con la Internacional, un momento muy emocionante para algunos comunistas de toda la vida que, como reconocieron en algunos discursos, hacia tiempo que no la habian podido cantar de esta forma, en grupo y a viva voz, y continuó con la presentación del orden del dia del Congreso, que solo tenia un punto: el cambio de nombre del Partido Alianza Socialista por el de Partido Comunista Rumano.

Constanti Rotaru, Presidente del P.A.S., hizo una introducción explicando los cambios que se han producido en Rumania en 20 años después del golpe de estado contra el pueblo rumano, llevado a cabo por la oligarquia en diciembre de 1989, y que ha llevado a un genocidio social en el que millones de rumanos se han visto obligados a salir del pais para poder tener un trabajo, o millones de pensionistas no llegan a fin de mes con sus pensiones míseras.

Aprovechando esta descripción, apunté algunos datos citados por Rotaru, y extraidos del Instituto Nacional de Estadística, sobre la sociedad rumana de 1989 y la del siglo XXI:

*Hoy hay solo un 54% de hospitales con respecto a los que habia en 1989

*La extracción de carbon es de un 36% con respecto a hace 20 años

*Hoy se produce solo un 19% de acero del que se producia entonces

*Hoy solo se produce un 3% de los camiones que salian de las fábricas socialistas

*En cuanto a la producción de tractores, solo se produce un 18%

*En el siglo XXI capitalista Rumania produce un 5% de maquinaria de transformacion de metales de las que se producian en la decada de los 89 del siglo XX

*Hoy solo se produce un 4.7% de fibra quimica con respecto a 1989

*La producción textil se ha reducido a un 13%

*En cuanto a ganaderia, hoy solo existe el 31% de ganado bovino y un 14% de carne

Y estos datos son sólo algunos de una larga lista que muestran el deterioro de la economia rumana, que se convirtio de productora a importadora, de sociedad en desarrollo en colonia.

Constantin Rotaru también habló del "genocidio social" que ha causado el capitalismo en Rumania, la pobreza, la inmigración, el saqueo de los servicios y empresas publicas, cometido con el asesoramiento del imperialismo y la complacencia de los antiguos "burgueses comunistas", transformados en "burgueses capitalistas" por obra y gracia de un golpe de estado y el asesinato de Nicolae Ceausescu (si algo hay cierto, y a pesar de sus múltiples defectos, es que Ceausescu nunca hubiera aceptado la traicion de sus "camaradas" sin lucha). En este sentido, en un momento del Congreso se guardo un minuto de silencio por las victimas del capitalismo en Rumania.

La decisión del cambio de nombre fue practicamente por unanimidad, salvo dos abstenciones, y dio paso al discurso de otros delegados del partido, y de algunos invitados, como el de la actriz Doina Ghitescu, que, despues de saludar con emoción la recuperación del nombre del partido que construyo una Rumania libre y orgullosa, recitó la famosa poesia del poeta nacional, Mihai Eminescu, "Emperador y proletario".

También subió a la tribuna el diputado del Partido de los Comunistas de Republica Moldova, Iure Stoicov, recordando que su partido saco a su pais de una situacion desastrosa cuando llego al gobierno, en 2001, y que espera que el PCR pueda hacer lo mismo en Rumania pronto. También transmitio un mensaje de apoyo del expresidente de Rep. Moldova, Vladimir Voronin.

Stoicov afirmo que, en relación al intento de golpe de estado que sufrio el gobierno de Chisinau en abril de 2009, tras ganar el PCRM las elecciones por mayoria absoluta, que éste fracaso porque Vladimir Voronin conociá ya las intenciones de la oposición de intentar llegar al poder mediante la violencia.

Por cierto que, tras finalizar su intervencion, uno de los asistentes grito al invitado lo siguiente "Queremos la union con Republica Moldova", sin que nadie apoyara su reinvindicacion. Rotaru intervino inmediatamente para asegurar que los comunistas rumanos estan del lado de los comunistas moldavos.

Otro de los personajes conocidos que subio a la tribuna fue el historiador rumano Marin Badea, miembro del Partido Alianza Socialista, que saludo el regreso del PCR a la escena politica por ser un chorro de aire fresco entre el resto de partido oligarquicos, contra los que ha de enfrentarse. Para Badea, el PCR debe traer de vuelta la democracia autentica y luchar contra el mas salvaje de los sistemas, el capitalismo.

También hablaron representantes de los jóvenes del partido, los delegados de Suceava y Pitesti, y el presidente de la Federacion de Pensionistas de Bacau. Los primeros, mas nerviosos, quisieron dejar claro que no todos los jóvenes rumanos son hostiles al comunismo, y apostaron por la lucha politica como forma de cambiar los desastres que produce el capitalismo, y el último, aseguro que la lucha es la unica forma de conseguir logros, y que el pueblo rumano no puede seguir dormido y sumiso a las agresiones.

El mejor discurso, desde mi punto de vista, fue el de Silviu Somacu, que fue el único que reivindico la figura de Lenin, aunque solo fuera en cuanto a la importancia de la calidad frente a la cantidad en los partidos comunistas, ademas de repetir la siguiente verdad de perogrullo que, sin embargo, la propaganda y manipulacion mediatica se encarga de que pase desapercibida: ser anticomunista significa estar del lado del fascismo. Igualmente exigio la salida de Rumania de la OTAN, y afirmó que en Rumania no hace falta ningun escudo antimisiles, sino pan y bienestar. Por último, enfrento a la idea de la globalizacion imperialista, al servicio de los intereses de las multinacionales, a la de internacionalismo socialista, basada en la solidaridad entre los pueblos.

Por último, Marian Costea, en su discurso sobre lo que para el fue el robo de la propiedad socialista, de todos los rumanos, en los escandalosos procesos de privatizacion tras el golpe de estado de diciembre de 1989, anuncio que el partido creara una Asociacion de las victimas del golpe de estado, con el fin de luchar por los derechos de los rumanos a la riqueza colectiva, no respetados por los gobiernos capitalistas.

Lo anterior solo es un pequeño resumen, y seguramente se han quedado en el tintero cosas dignas de interes. Sin embargo, también fueron interesantes las charlas al finalizar el congreso, especialmente con Petre Ignatenco y con Gheorghita Zbaganu, ambos miembros del Nuevo Partido Comunista Rumano, actualmente en proceso de refundación del Partido Comunista Rumano (proceso interrumpido por la decisión del PAS), y el email que encontré al llegar a casa de presidente del Partido Comunista Nepecerista (PCN), donde me informaba de su opinión sobre el cambio de denominación del Partido Alianza Socialista.

Petre Ignatenco compartio mis sospechas de que el Congreso habia sido interesante, aunque de programa se habló poco. Además, mostrándome el programa del nuevo partido, en su definicion no dice nada de marxismo, ni mucho menos de marxismo leninismo: simplemente se declara un "partido de izquierda que defiende el socialismo democrático", y que por supuesto busca lo mejor para el pueblo rumano, pero sin definir con exactitud cual será el camino para lograrlo. Ignatenco piensa que el cambio de nombre precisamente ahora, de repente, es una estrategia electoralista del presidente del PAS, Constantin Rotaru, haciendo realidad un deseo de muchos de los miembros de este partido desde hace tiempo, al que él siempre se habia opuesto.

Todo lo contrario que el NPCR, que lleva reivindicando este nombre desde hace años, y trabajando en la lucha contra el anticomunismo prácticamente desde hace 20 años, y con un programa claro donde se reivindica el marximo-leninismo, y por ello criticados por otros partidos comunista-nacionalistas. La propuesta de cambio de nombre no gustó mucho a los miembros del NPCR, porque supone pisar el trabajo que llevan realizando durante años, sobre todo ahora que estaban inmersos en la reconstrucción del Partido Comunista de Rumania. Sin embargo, están a la espera de lo que decide el Registro de Partidos Politicos.

Parece que es posible que, como ha venido sucediendo hasta ahora, el registro no acepte la denominación de Partido Comunista, debido a la ley 60/1991 privind que dice en su articulo 9 que : "Estan prohibidas las manifestaciones publicas en las cuales se persiga, a) la propaganda de ideas totalitarias de naturaleza fascista, comunista, racista, o cualquier organizacion terrorista, la difamacion del pais, la dignidad del sentimiento, la incitacion a la discriminacion, la violencia publica y las manifestaciones obscenas contra la moral pública; b) la organizacion de un golpe de estado y otras acciones contra la seguridad nacional"

Por medio de esta ley ha sido rechazada de cualquier partido con el nombre "comunista" desde hace 20 años. Precisamente, fue G.Ungureanu, presidente del Partido Comunista nepecerista, quien consiguio, llevando la prohibicion de su partido al tribunal de derechos humanos de la U.E., que se aceptara su solicitud en el registro, aunque hasta ahora no se ha llevado a efecto totalmente.

Asi que el NPCR espera acontecimientos. Si el registro rechaza la nueva denominación del PAS como Partido Comunista Rumano, seguiran su propio camino de refundación como hasta ahora; si se acepta, se integraran en el, pero a cambio de algunas concesiones en el programa politico.

En caunto al PCN de Ungureanu, su opinion no es muy distinta de la de Ignatenco. En su email, y en una entrada en su blog, http://www.pentrusocialism.blogspot.com/, felicito al PAS por el cambio de siglas, pero afirmó que no supone un cambio real, y que el nuevo partido seguira formando parte de los partidos oligarquicos que salieron del PCR tras el golpe de estado de 1989. Ungureanu es mucho mas duro, afirmando que el " PAS se define como un partido en esencia anticomunista, identico con todos los partidos peceristas post-decembristas" y que acepta lo inaceptable, como "el imperialismo de la Union Europea y la OTAN" (aunque en algunos discursos del congreso se critico la participacion de Rumania en esta última). Ungureanu aseguro que publicará en breve una critica al programa del PAS-PCR.

El otro partido comunista constituido en forma de asociacion, la Union de Trabajadores, de Daniel Dediu y Ciprian Pop, todavia no tiene una opinión oficial sobre el cambio de nombre del PAS.

En definitiva, la "refundación" del Partido Comunista Rumano con mimbres nuevos es, sin duda, una buena noticia, aunque solo sea bajo el chaparron mediático del anticomunismo. En cuanto a programa, las cosas todavia no estan muy claras, y el nuevo partido tendrá que hacer un nuevo esfuerzo para aprobar un programa nuevo donde se deje mas claro qué "comunismo" es el que quieren construir y cómo. No obstante, en el panorama politico-social de la Rumania actual, un partido que luche contra el capitalismo y sus desastrosas consecuencias no puede ser mas que bienvenido (en principio).

Por cierto, que la television rumana, junto con periodistas de algunos otros medios, estuvieron en el Congreso, aunque en las crónicas sobre él no destacaron nada positivo. Se limitaron a entrevistar a algun que otro personaje estrambótico, para ridiculizar a todos los participantes, y a insistir en el adjetivo "nostálgicos", sin mentar para nada la participación de gran cantidad de jóvenes que estan ya hartos de los crímenes del capitalismo, y que no se dejan engañar por las mentiras de la propaganda de los medios al servicio del capital. Es decir, nada nuevo por parte de los mercenarios de la prensa: ni objetividad ni decencia profesional.

http://imbratisare.blogspot.com/2010/07/el-partido-alianza-socialista-se.html

Etiquetes de comentaris:



Archivo