La Casa Europa

La Casa Europa

Silence, on brûle! Intifada silenciosa?

Más de 1500 coches ardieron la noche de fin de año en Francia, y no para festejo de sus propietarios por cambio de carro y plan renove precisamente. El 2 de enero pasado Mr. Narcosí exponía su proyecto de ley para condenar con la pérdida de derechos civiles a los que pesquen quemándolos, hasta que paguen a las víctimas su deuda, y con vistas a extenderlo, si colare, a la Europa de sus colegas. Las autorités judiciales francesas ya han dicho un mais ce n'est pas posible parce que la constitutión...! Pero él a lo suyo.
La cuestión es que la cosa empezó en su momento en los arrabales parisinos, tolosianos y lioneses, dicen, y que no ha desaparecido sino permanecido y crecido constantemente, para cabreo general de los que no tienen garaje. Pero se omite, se silencia, desaparece de las planas francesas (no te digo las de acá) hasta que el cabreo provinciano alcanza Versalles y Narcosí se saca una solución, que para todo tiene.
A mí, el primer incendio masivo allá por Saint Denís -donde están enterrados los reyes de Francia, Navarra y muchos combatientes españoles antinazis, cada uno en su parcela y sin mezclar- me recordó a Herman Hesse (el Premio Nobel de literatura, leído Jese, como el James, no Hess, como el amigo de Churchil del chalet de Spandau). En su genial Lobo Estepario describe una sociedad dividida en dos clases: los que tienen y no tienen coche. Los segundos disparan sobre los primeros mientras conducen por carreteras humeantes...
En el cruce de rambla de Prim y Guipuzkoa hay una moto de gran cilindrada nueva hasta hace poco, con algunas pequeñas, unidas todas por la fondue. No sé si es un caso aislado pero sí sé que ni el país, ni el mundo, ni razón ni periódico d'avui dirán a su público de vanguardia que si no tienen parquin le pongan velas a santa Lucía (o a la original Iuno Lucina, que por lo vieja, es más de fiar) o se las gasten en un seguro a todo riesgo y de los que te pagan si tu has pagado. ¡Apuntarsus al Fénix, que renace de las cenizas!
Las autoridades de aquí tienen que apagar los fuegos de Afganistán (con unos miles más de bomber@s, que son baratos) y los fueros de algunos paletos periféricos que se han creído aquello de la democracia y la soberanía popular. Una falla más o menos no va a movilizar una policía ocupada en triturar papel sobre vuelos a Cuba de unos amigos de Aznar y Moratinos.
Que se lo comenten hoy al lehendakari de Euskalerría, o al diputado Patxi López... Arnaldo hace años que sabe que los zuecos son buenos cuando se cruza el urdangarín (Eus: "corral de cerdos").
Ahora tendremos que pagarle -otra vez- al butanito ucraniano su factura impagada para que él y los de Madrid (Rumanía, Bulgaria, Grecia, Georgia...) no vean cómo sus regímenes de primos y hermanos se acaban de ir al limbo del neoliberalismo, venido a salvar el mundo a costa de arruinar a los que le seguían.
Y, para asegurar el petróleo que aún les es fiel, han de eliminar, como en Argelia, Marruecos, Túnez, Egipto, Yémen, Uzbekistán y Kirguizistán, a la oposición, sobre todo si, como el FIS o Hamás, gana las elecciones. Allende again, Allende arreu, Ai si t'ho creus!


Archivo