La Casa Europa

La Casa Europa

Afganistán: La vieja guerra colonial del opio

Afganistán: Principal productor mundial de narcóticos

Afganistán es el principal productor mundial tanto de opiáceos, como la heroína y la morfina, como de otros narcóticos, declaró el jefe del Servicio Federal de Control de Drogas de Rusia, Víctor Ivanov.
"Afganistán produjo 44.200 toneladas de opiáceos en los últimos ocho años y cantidades récord de marihuana y hachís".
Según Ivanov, Afganistán es el líder absoluto en producción de heroína y domina el 93% del mercado de opiáceos. El funcionario destacó que desde que comenzara la operación antiterrorista en Afganistán, la producción de narcóticos en este país se multiplicó por 40.
"En los ocho años transcurridos tras la invasión Afganistán comenzó a producir el doble de opiáceos que el resto del mundo", concluyó Ivanov.

¡De héroes de CiU a villanos machistas!

¿Qué hay detrás de la guerra de Afganistán?

El negocio de las drogas. Quizás detrás de la guerra en Afganistán se escondan intereses aún mayores y más inconfesables que los geoestratégicos: los relacionados con el control del tráfico mundial de heroína, uno de los negocios más rentables del planeta, con un volumen de negocio anual estimado en alrededor de 150 mil millones de dólares por año.

No es ningún secreto que el auge en la producción de opio y heroína en los años 70, en el llamado Triángulo de Oro (Laos, Birmania, Camboya), fue dirigida por la CIA, que con el producto de las operaciones de tráfico de drogas financiaba sus operaciones anticomunistas del Sudeste Asiático. El mismo sistema –igualmente bien conocido– fue adoptado por la CIA en los años 80 en América Latina, para financiar, con el producto de la cocaína, la guerrilla antisandinista de la Contra en Nicaragua, y en Afganistán, con los ingresos de la heroína, la resistencia antisoviética de los mujaheddin.

En Afganistán, el negocio continuó también en los años 90 y se incrementó con la llegada al poder de los taliban, con el conocido respaldo de la CIA. Hasta 2000, cuando el mulá Omar, a fin de obtener apoyo internacional para su régimen, decidió prohibir la producción de opio, que en 2001 cayó a niveles cercanos a cero. Una producción que en el Afganistán "liberado" y controlado por los militares y los servicios secretos de EEUU se reanuda a pleno ritmo desde 2002 (cuando los taliban aún no habían regresado) pulverizando todos los récords históricos y transformando en pocos años este país de Asia meridional en el principal productor de heroína del mundo (93 por ciento de la producción mundial). Una situación que las fuerzas de EE. UU. presentes en Afganistán se han negado sistemáticamente a afrontar, afirmando que éste “no era su trabajo” y dejándolo en manos del gobierno títere de Kabul.

Según un número cada vez mayor y más heterogéneo de expertos y de personas bien informadas, la CIA habría subcontratado la producción y el procesamiento de la heroína al narco-Estado encabezado por Karzai, protegiendo por su parte las rutas de evacuación por vía terrestre (Pakistán, Irán y Tayikistán) y gestionando directamente los despachos por vía aérea hacia el exterior.

¿Una nueva Air América? (1) Según una investigación realizada por el canal de televisión ruso Vesti, la heroína afgana sale de Afganistán a bordo de aviones estadounidenses de carga militar directamente desde las bases de Ganci en Kirguistán, y de Inchirlik, en Turquía. Y según ha escrito en The Guardian el periodista afgano Nushin Arbabzadah, a menudo oculta en ataúdes de los militares de EE. UU., llenos de droga en lugar de cadáveres.

"Creo que es posible que esto suceda, aunque no puedo asegurarlo", comentó diplomáticamente el embajador ruso en Kabul, Zamir Kabulov.

El periodista ruso Arkadi Gubnov, de Vremya Novostei, haciendo pública una información proporcionada por una fuente de los servicios secretos afganos, ha escrito: “El 85 por ciento de toda la droga producidas en Afganistán se transporta al exterior por medio de la aviación estadounidense”.

El pasado verano, el general ruso Mahmut Gareev, ex comandante de las tropas soviéticas en Afganistán, manifestó a Russia Today: “Los estadounidenses no hacen nada contra la producción de droga en Afganistán porque les proporciona, por lo menos, 50 mil millones de dólares al año. No es un misterio que los estadounidenses transportan la droga en sus aeronaves militares al extranjero”.

El periodista estadounidense Dave Gibson, de NewsMax, ha citado una fuente anónima de los servicios de inteligencia de EE. UU. al afirmar que “la CIA siempre ha estado involucrada en el tráfico mundial de drogas, y en Afganistán simplemente llevan a cabo su negocio favorito, como hicieron durante la guerra de Vietnam”.

El economista ruso Mikhail Khazin dijo en una entrevista que “los estadounidenses están trabajando duro para mantener el tráfico de estupefacientes en Afganistán a través de las garantías de seguridad que la CIA da a los traficantes locales de drogas”.

Estados Unidos no se opone al narcotráfico afgano para no socavar la estabilidad de un gobierno apoyado por los principales traficantes de drogas en el país, empezando por el hermano de Karzai”, escribe el famoso periodista norteamericano Eric Margolis en el Huffington Post. “Lo sucedido en el pasado en Indochina y América Central indica que la CIA podría estar implicada en el tráfico de drogas afganas en mayor medida que la que ya sabemos. En ambos casos, los aviones de la CIA transportaban drogas al extranjero en nombre de sus aliados locales, y lo mismo podría ocurrir en Afganistán. Cuando la historia de la guerra se haya escrito, la sórdida participación de Washington en el tráfico de heroína afgana será uno de los capítulos más vergonzosos”.

¿Narcodólares para salvar a los bancos en crisis?

Antonio Maria Costa, director general de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), en una entrevista al semanario austríaco Profil declaró: "El narcotráfico es la única industria en crecimiento. Las ganancias son reinvertidas sólo en parte en actividades ilegales, el resto del dinero se coloca en la economía legal mediante operaciones de blanqueo. No sabemos cuánto, pero el volumen es impresionante. Esto significa la entrada de capital de inversión. Hay indicios de que estos fondos también acabaron en el sector financiero, que está bajo presión evidente desde la segunda mitad del año pasado (debido a la crisis financiera mundial).

El dinero del tráfico de drogas es actualmente el único capital líquido disponible para inversión (aparte el botín en paraisos). En la segunda mitad de 2008, la liquidez era el principal problema del sistema bancario, de ahí que este capital en efectivo se haya convertido en un factor importante. Parece que los préstamos bancarios han sido financiados con dinero que proviene del narcotráfico y otras actividades ilegales. Es, obviamente, difícil de probar, pero hay indicios de que algunos bancos se han salvado por estos medios”. Enrico Piovesana, PeaceReporter.
Traducido para Rebelión por S. Seguí.

(1) Air America: línea aérea estadounidense establecida en 1946, propiedad de la Central Intelligence Agency (CIA) y gestionada por su División de Operaciones Especiales, responsable de las actividades secretas de la Compañía, desde 1950 hasta 1976. Para más información sobre participación de la CIA y de Air America en el tráfico, véase Alfred W. McCoy: The Politics of Heroin in Southeast Asia, 1972. (N. del t.).
Fuente: http://it.peacereporter.net/stampa/18036

Más de 26 toneladas de narcóticos decomisadas en países de OTSC en una semana

Belovézhskaya Pushcha (Bielorrusia), 30 de septiembre, RIA Novosti. Más de de 26 toneladas de drogas fueron decomisados durante la primera fase de la operación antidroga Canal que se realiza en el marco de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), informó el miércoles el jefe del Servicio Federal de Control de Drogas (SFCD), Victor Ivanov.

«Del 22 al 28 de septiembre durante la primera fase de la operación antidroga Canal fueron incautadas 26 toneladas de drogas, entre ellas más de 13 toneladas de marihuana, 5.5 toneladas de opio, 4.5 toneladas de hachís, más de 700 kilos de heroína y 800 kilos de cocaína,» precisó Ivanov.

Integrada por Rusia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguizistán, Tayikistán, Armenia y Uzbekistán la OTSC realiza la operación antidroga Canal desde 2003 y en 2008 la organización decidió realizar la operación anualmente.

Según Ivanov, en la operación Canal participaron más de 8 mil de grupos operativos que desarrollaron actividades anti drogas en casi todas las estaciones de trenes, 725 aeropuertos y en más de 4 mil de carreteras de los países de la OTSC.

Añadió que además de la OTSC, en la operación participó un grupo de observadores de 28 países, de América Latina, Europa Occidental, EEUU y China.

"Tales actividades permiten coordinar y movilizar los esfuerzos de las policías en lo que concierne a la lucha contra el narcotráfico en los países de Europa y Asia," dijo Ivanov.

Añadió que los resultados de la operación evidencian un aumento de presión de las autoridades contra los clanes delictivos dedicados a la producción y distribución de narcóticos en los países de OTSC.

"De Afganistán proceden las drogas tipo opio (heroína, opio, hasís), de América Latina la cocaína, y de los países de Europa se reciben las drogas sintéticas," precisó Ivanov.

Además de drogas, en la operación fueron decomisadas más de 500 unidades de armas de fuego y 60 mil de pertrechos.

Ivanóv dijo que la información suministrada tiene carácter preliminar, y que los resultados definitivos de la operación antidroga Canal-2009 se publicarán posteriormente.




Archivo