La Casa Europa

La Casa Europa

¿Qué votas aquí y qué votan allí? 2


Europeas: ¿Quién ha hecho qué en el Parlamento?

Quien ha votado por el Tratado de Lisboa, la Directiva Bolkestein, la privatización de los servicios postales, la electricidad: descifrado de algunos votos emblemáticos en el Parlamento Europeo, a pocos días de las elecciones en Europa. Con algunas sorpresas en las votaciones registradas, comparar con los discursos celebrados desde las tribunas durante la campaña. Un registro de La Humanité en su edición del jueves.

Cómo votaron los grupos políticos en el Parlamento Europeo sobre cinco temas de importancia.

I. Tratado de Lisboa

El Parlamento Europeo aprobó el 20 de febrero de 2008, una resolución sobre el Tratado de Lisboa. "El Parlamento concluye que, en su conjunto, el Tratado de Lisboa es una mejora sustancial en comparación con los tratados existentes", dice la resolución que se guarda de hacer mención a las disposiciones de la liberalización y la desregulación contenidas en el tratado.

525 votos a favor, 115 en contra y 29 abstenciones.

A los votos de los eurodiputados a favor de la UMP y el Modem para la adopción de la resolución se añaden los de PS, con la excepción de André LAIGNEL (en contra) y Henri Weber (abstención). Votan a favor (del tratado)los Verdes. Los diputados del Grupo GUE-comunista GVN votaron en contra.

La enmienda (32) propuesta en febrero de 2008, cuatro meses antes del referéndum en Irlanda, por el Grupo GUE para encuadrar al Parlamento en el "respeto al resultado del referéndum irlandés" (donde el "no" al tratado se impuso) se rechazó en ese momento por el Modem, los Verdes y el PS, con la excepción de dos socialistas que la apoyaron (Françoise Castex, André LAIGNEL) y de dos Verdes que se abstuvieron (Gérard Onesta y Hélène Flautre).

II. Informe sobre los servicios en el mercado interior (Directiva Bolkestein)

La Directiva Bolkestein para liberalizar los servicios dentro de la UE abrió la puerta al dumping social, sin precedentes entre los países miembros. Estando cada uno de ellos regidos por normas internas de legislación laboral, el estado que proteja menos a sus trabajadores y que logre exportar sus normas al mismo tiempo que su mano de obra, por lo tanto, podrá ganar un número consideable de mercados, lo que obliga a sus ciudadanos vivir en un país extranjero con las condiciones de trabajo y la remuneración de su país de origen. La magnitud del riesgo ha puesto en pie gigantes euromanifestationes que tuvieron lugar antes de que se abriera el debate en el Parlamento, seguido de una votación en primera lectura el 16 de febrero de 2006.

Una lluvia de enmiendas, para reducir al mínimo el ámbito de aplicación de la Directiva a la propuesta de su rechazo (GUE-GVN), fue presentada.

Enmienda 321 (presentada por el Grupo GUE-GVN -PIE, PEE o EL-). Se destaca el principio de que son las normas del país anfitrión de la actividad, y no las del país de origen, las que deben ser respetadas.

La derecha y el Partido de los Socialistas Europeos (PSE) votó en contra de la enmienda, los socialistas franceses la apoyan. La rechazan los Verdes europeos (con la excepción de Jean-Luc Bennahmias). En segunda lectura, la abstención de los Verdes, y Daniel Cohn-Bendit vota en contra de la enmienda. (Enmienda 25 sobre el contenido de la enmienda 321)

Enmienda 252 (presentada por el PSE). Se refiere a la exclusión de los servicios sociales en el ámbito de aplicación de la Directiva de servicio. Se aprobó con el apoyo del Grupo GUE-GVN, de los Verdes, así como el Modem electo.

La votación en primera lectura el 16 de febrero de 2006: 394 a favor, 215 en contra, 33 abstenciones.

GUE-GVN, el PS francés (Gilles Savary no) y los Verdes votaron en contra de la directiva en primera lectura. Modem y UMP, así como sus respectivos grupos (ALDE y PPE-DE) votaron a favor de la Directiva Bolkestein, con el apoyo del Partido de los Socialistas Europeos.

En la segunda lectura el 15 de noviembre de 2006, una enmienda (38 y 39 de los Verdes y GUE-GVN) se propone en última instancia, para rechazar la Directiva Bolkestein 105 para, 405 en contra y 12 abstenciones.

Verdes y PS francés (excepto Michel Rocard) apoyan la enmienda de rechazo de la directiva. La derecha y el resto del PSE votaron en contra de esta enmienda de rechazo.

Aunque modificada, la Directiva se adoptará para su entrada en vigor el 28 de diciembre de 2008 y es un requisito para la incorporación a la legislación nacional el 28 de diciembre de 2009.

III. La apertura a la competencia

La opción política abierta a la competencia de todas las actividades humanas no perdonó a los servicios públicos. La energía, los servicios postales, los ferrocarriles están sujetos a las directrices aprobadas por el Parlamento en forma de resoluciones.

1. Finalización de la liberalización del mercado postal (informe Ferber)

La votación en primera lectura el 22 de abril de 2009: 512 a favor, 155 en contra y 13 abstenciones.

Los eurodiputados socialistas franceses, Verdes y GUE-GVN votan en contra de la resolución, como Modem.

En segunda lectura, una enmienda para rechazar la resolución, presentada por el Grupo GUE-GVN.

Sólo 4 socialistas franceses y los Verdes apoyan la enmienda de rechazo.

2. Liberalización del sector energético

a) Mercado interior de la electricidad (informe Morgan)

Resultado final en segunda lectura el 22 de abril de 2009: 588 a favor, 81 en contra y 9 abstenciones.

GUE-GVN y los Verdes rechazan el texto (Jean-Luc Bennahmias falla, los Verdes son los únicos franceses que apoyan a los diputados al Parlamento Europeo en primera lectura), mientras que los socialistas franceses apoyan el compromiso, con la excepción Marie-Noëlle Lienemann, que lo rechaza. Harlem Désir y Benoît Hamon se abstienen.

b) El mercado interior de gas natural (luego informe Mussa La Russa) Resultado final de la votación en segunda lectura el 22 de abril de 2009: 596 a favor, 45 en contra y 45 abstenciones.

Verdes no, GUE-GVN vota en contra y el resto de la votación por la resolución de compromiso (con la excepción de dos socialistas, Marie-Noëlle Lienemann que vota en contra, y la abstención de Harlem Désir).
IV. Derechos de los migrantes

La "directiva retorno" (Informe Weber)

También llamada "Directiva de la Vergüenza", el texto pretendía "armonizar" las condiciones en las que los inmigrantes en situación irregular en el territorio de la Unión Europea deben ser detenidos y "reconducidos". Que conduce a una rigidez nueva en la materia y fija en dieciocho meses de prisión la pena para los inmigrantes indocumentados, con la prohibición de cinco años de residencia en la UE.

En la votación sobre la resolución, los Verdes y el partido socialista francés (el PSE está dividido sobre la cuestión) rechazan la directiva con la GUE-GVN. El módem se divide: Nathalie Griesbeck, Anne El Perrouze y Bernard Lehideux están en contra; Marielle de Sarnez, Jean-Marie y Philippe Morillon Beaupuy se abstienen.

Resultado final de la votación en primera lectura el 18 de junio de 2008: 369 a favor, 197 en contra, 106 abstenciones.

V. Política exterior

El papel de la OTAN en la arquitectura de seguridad de la UE (informe Vatanen)
El ponente del PPE, Ari Vatanen, dijo que "el Parlamento acoge con satisfacción la iniciativa de Francia para restablecer formalmente las estructuras militares de la la OTAN y celebra los esfuerzos realizados por la Presidencia francesa en el Consejo para que la UE y la OTAN den respuesta a los nuevos retos de seguridad ". El sometimiento a la tutela americana sobre la UE crea un debate en el Parlamento, cerrado por una estrecha votación.

El resultado final de la votación del Parlamento en primera lectura el 19 de febrero de 2009: 293 a favor, 283 en contra y 60 abstenciones.

GUE-GVN y los Verdes se ponen de acuerdo sobre el tema del desarme. La posición del Modem es más ambigua, ya que rechaza la resolución (con excepción de Jean-Marie Cavada y Janelly Fourtou que la apoyan), pero votará en contra de la mayoría de las enmiendas del Grupo GUE-GVN cuya N º 26, "hace hincapié en que todas las políticas de la Unión Europea deben ser plenamente compatibles con el derecho internacional" (apoyo de PSE y la abstención del Verde Jean-Luc Bennahmias).

Una votación sobre la enmienda 27 (GUE-GVN), que pone en tela de juicio el llamado "Berlín Plus" para el marco de la cooperación UE-OTAN es esclarecedora: GUE-GVN y Marie-Anne Isler-Béguin (Verdes) votaron a favor, Marie-Noëlle Lienemann (PS) y el resto de los votos, en contra.

De L'Humanité.


Archivo