La Casa Europa

La Casa Europa

Kirguizistán: ¡la misma de vaqueros!



Como informamos sobre el conflicto uigur -calcado por lo demás del georgiano, ucraniano, iraní, etc...- se avecinaban tiempos revueltos para kirguizistán, donde EE.UU. tiene una base militar, la de Manas, que controla sus intereses e injerencias en Asia central y que, como resultado de un reciente tratado de cooperación entre Rusia y el reelegido presidente por mayoría absoluta, deberá desmantelar en breve.

Este traslado americano provocó la aceptación por Dimitri Medvédev del paso de transportes hacia Afganistán por el cielo ruso, durante su pasada reunión con Obama en Moscú.

En los últimos meses las injerencias americanas han enturbiado las relaciones entre Bielorusia -Minsk- y Moscú, como también, con menos resultados, con Moldavia. En Georgia la llamada a la unidad del enviado de Obama ha despertado al oso ruso que avisa del peligro de vender armas a la Georgia de Saakashvily, el amigo de Bush, cuya oposición es perseguida y amordazada ante el silencio típico de las sucursales de la CNN en el "mundo libre".

En Sin Kiang y Uiguria les ha salido mal, por lo que el traslado allí de una base desde la que desestabilizar Tibet es un sueño remoto para la CIA y el Pentágono, hoy por hoy.
Ahora, los que han vivido de la base americana en kirguizistán, temen por sus influencias y negocios, fácilmente nutridos desde Washington y la misma Manas y sus caciques locales. Como aquí, los que protestan y protestaban por el cierre de Torrejón o Rota, o por el fin de la colonia británica en Gibraltar...

Observadores de la CEI califican de “libres y transparentes” los comicios presidenciales en Kirguizistán.
Bishkek, 24 de julio, RIA Novosti. Las elecciones presidenciales del pasado jueves en Kirguizistán fueron libres y transparentes, afirmó hoy Serguei Lébedev, secretario ejecutivo de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) y jefe de la delegación de 136 observadores que esta alianza postsoviética envió a los comicios.

"La votación fue transparente y libre, se desarrolló en consonancia con las normas de la legislación electoral vigente en Kirguizistán, con respeto a los derechos constitucionales y a las libertades de los ciudadanos", declaró Lébedev al calificar de "positiva en general" su impresión de las elecciones.

Con el 51% de los votos escrutados, la Comisión Electoral de Kirguizistán atribuye al actual mandatario, Kurmanbek Bakíev, un 87,8%. En el segundo lugar, con un 7,1% está el líder de la oposición unificada, Almazbek Atambáyev, quien la víspera anunció la retirada de su candidatura tras afirmar que las múltiples irregularidades restan legitimidad a estas elecciones.

La Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (OIDDH) de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) constató hoy que las elecciones presidenciales del pasado jueves en Kirguizistán, a pesar de algunos elementos positivos, no responden a los requisitos clave de esta organización.

El senador Consiglio Di Nino, coordinador del grupo de observadores que la OSCE envió a Kirguizistán, afirmó que "la diluida línea divisoria entre el Estado y el partido gobernante" da al traste con ciertos síntomas positivos, como el pluralismo político o la activa sociedad civil. Radmila Sekerinska, quien encabeza a los observadores de la OIDDH, dijo por su parte que los comicios "no demostraron el progreso que se esperaba y nuevamente quedaron por debajo de los estándares clave que Kirguizistán se comprometió a cumplir en calidad de miembro de la OSCE".

Los observadores señalaron el mal uso de recursos administrativos y el sesgo a favor del actual presidente en la cobertura informativa de la campaña. También notaron presiones e intimidación contra los seguidores de la oposición, así como numerosas irregularidades en el día de la votación y durante el escrutinio.

La afirmación del italiano, al parecer ajeno a cómo funciona en su país el dominio de los medios por il capo Berlalusconi, o a las papeletas en los calcetines del preboste de Perpignan, o a los repartos de escaños en las españolas, entre otras maravillas democráticas europeas, resulta grotesca, como poco.

La misión de OIDDH se quedará en Kirguizistán por dos meses más, después de lo cual publicará un informe definitivo sobre estas elecciones.

Anteriormente, observadores de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) calificaron la votación de "transparente y libre.

Con el 61% de los votos escrutados, el actual presidente de Kirguizistán, Kurmanbek Bakíev, parece haber conseguido la reválida. Obtuvo un 86,3%, once veces más que su principal adversario, el líder de la oposición unificada, Almazbek Atambáyev, quien logró un 7,39% de los sufragios. La víspera, Atambáyev y otro de los seis pretendientes, el médico Yenishbek Nazaralíev, anunciaron la retirada de sus candidaturas al calificar las elecciones de ilegítimas. El dirigente opositor exigió "repetir la votación" y llamó a sus seguidores a que "salgan a manifestarse".

¿Ni para guionistas tienen ya en Hollywood?



Archivo